Una píldora de desahogo de un ciudadano corriente y moliente ante la desidia y el despilfarro institucional

03 marzo 2012

Sentado en una grúa


Esteban González Pons ha tenido un contratiempo con su coche y le ha dejado tirado.

Como es una persona afable y cercana ha compartido su experiencia en Twitter.
El tiempo va pasando. Hace frío. Anochece, me han enviado otra grúa y sigo sin noticias del taxi. Pons se desespera...
Me da un repelús sospechoso que alguien como él pretenda darse una pátina de gente llana que padece casos como el descrito. Son legión a los que les pasa lo mismo. Yo también tuve mi noche gloriosa bajo un tejado lloviendo de lo lindo y esperando que amaneciera.

Y si cuento la de veces que he tenido que llevar un ciclomotor a pie cuesta arriba, lloviera o hiciera sol porque me han pinchado las ruedas, rajado el asiento o porque se ha averiado pues podría escribir una novela. Un día me acuerdo que notaba el freno flojo. Voy al taller y mientras el mecánico se agacha, me dice que me han birlado la pastilla de freno trasera ¿quién podría imaginarse tal cosa? Robando una pastilla de freno desgastada. Y de regalo la tulipa del intermitente delantero isquierdo. Eso si lo vi porque era más que evidente.

Lo que me llama la atención de la incidencia del cargo del PP, es que este señor se siente en la plataforma de la grúa como si tal cosa. O estaba muy limpia o este individuo es un poco cortito (cosa que no creo que sea).

Me ensucio el pantalón y que me vea todo este gran país que es España.

12-2-2006 El germen de esta bitácora
12-01-2006 Acorralados
23-12-2005 Un robo en medio de la multitud (de motos)
23-12-2005 Multa por aparcar sin molestar