Una píldora de desahogo de un ciudadano corriente y moliente ante la desidia y el despilfarro institucional

07 marzo 2012

Botín y el honor a su apellido

Bancarizándolo todo que es gerundio. Las cajas y su obra social sacan el pañuelo por la ventanilla y dicen adiós.