Una píldora de desahogo de un ciudadano corriente y moliente ante la desidia y el despilfarro institucional

12 enero 2006

Acorralados

Como si se tratara de la caza del conductor. Esta es la manera que mejor describe el método de nuestras bienaventuradas y bien intencionadas autoridades. El autor de este blog tiene licencia de ciclomotor desde hace más de 10 años ¿por qué será que en menos de un año ya lleve dos multas? NUNCA me pusieron ninguna. Las dos han sido por la escasez de aparcamientos. No importa que aparques correctamente y donde puedes. No molesta el ciclomotor en una acera de seis metros de ancha. Pero está prohibido. Y punto. Da igual que no estorbe ni dificulte el paso de transeuntes ¿Cuánto hay que pagar por ello? Pues ni más ni menos que 80 euros. Supongo que ya que estamos en 2006 habrá subido el importe. Vuelves de trabajar y ¡toma! Ahí queda eso. ¿Alegaciones? las que quieras. Has aparcado en la acera y no hay mas que rascar.
Me manifesté en solitario delante del ayuntamiento una tarde con un cartel que decía AZKUNA APARCAME LA MOTO.
Tras cerca de un hora de pie en las escaleras se personaron 3 agentes municipales y me dijeron que necesitaba un permiso por escrito para esa concentración. A nivel personal me daban toda la razón en mis argumentos. Aparcar sin molestar y que te pongan 80 euros de multa es un robo. Me indicaron que depusiera mi actitud o si no me identificarían. Como sólo me falta que encima el Ayuntamiento me ponga otra multa, u otro perjuicio abandoné el lugar. Los guardias municipales me dijeron que solicitase en el mismo Ayuntamiento una concentración por escrito e, incluso audiencia con el Alcalde. Desde mediados de septiembre llevo esperando respuesta. El Alcalde estará muy ocupado. Comprendo que tendrá asuntos más urgentes como para molestarse en quedar él mismo en evidencia por su nefasta política de aparcamiento. Aunque cuando pagué la dichosa multa (tienes múltiples y variadas posibilidades de pagar) la señorita de la oficina bancaria me dijo que por las multas se movía mucho dinero. Tal vez la política de nuestro Ilustrísimo no sea tan nefasta. Con el dinero de nuestras multas puede seguir otorgando obras para reducir aún mas las plazas de aparcamiento. Aunque despropósitos pagados con nuestro dinero no faltan. La lista es inmensa. Este blog existe por ello.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Si no se puede aparcar en la acera, no se puede y las motos subidas en la acera molestan, mas o menos, pero molestan y no es su sitio. Por el mismo argumento, los coches podrian aparcar subidos un poco en la acera, total casi no molestan. No señor, las aceras son para los peatones y no para aparcar vehiculos, ya sean de dos ruedas o de cuatro. Cuando alguien hace que sabe que esta prohibido no vale quejarse si le ponen una multa.

Krollian dijo...

el usuario anóniimo:
Si tu crees que aparcar un ciclomotor en la esquina Perez Galdós con Gregorio de la Revilla es una infracción grave con el correspondiente pago de 83 euros estás en tu derecho. Yo sólote digo que para un currito como yo son días y medio de salario. Que ahí ,ismo, a 20 metros había antes en Gregorio de la Revilla aparcamiento para 8 plazas. Que el ayuntamiento aplica la política de la restricción y yo no tengo dinero para dejar mi “monstruoso y grandioso” ciclomotor aparcado en un garaje a buen recaudo en cada rincón de Bilbao. Te recomiendo la entrada del 9-2-2006 La encuesta. Responder a ese modesto cuestionario es gratis.
http://elciudadanocabreao.blogspot.com/2006/02/la-encuesta.html

Krollian dijo...

2 días y medio de trabajo quería decir. Y si. Bilbao es un agujero asi que si seguimos achicando calzada con aceras inmesas Bilbao será un gran Boulevard donde todos podremos hacer turismo paseando para ir a trabajar. Insisto en que habléis con comerciales, fontaneros, repartidores... Os váis a mondar de risa por no llorar de pena. Pero bueno. Mientras a algunos no les afecte que mas da ¿verdad?
Hay tantos entuertos que esta bitácora ya tiene más de 200 entradas.