Una píldora de desahogo de un ciudadano corriente y moliente ante la desidia y el despilfarro institucional

12 febrero 2006

El germen de esta bitácora


El 23-12-2006 publiqué la entrada Multa por aparcar sin molestar. La rabia que sentí por verme indefenso ante la política recaudatoria de nuestros imparables munícipes hizo que me manifestara delante del ayuntamiento con una pancarta y allí estuve preparándola y luego de pie con ella por espacio de algo más de media hora hasta que aparecieron tres agentes municipales. Me conminaron a que depusiera mi actitud o si no me identificarían. En fin. En la entrada Acorralados de 12-1-2006 tenéis toda la historia. A propósito, la frenética actividad del Ilustrísimo Alcalde de la muy Noble Villa de Bilbao debe ser la causa por la que un servidor no ha recibido notificación alguna respecto a la aceptación de una, creo, más que justa audiencia.

5 comentarios:

kirita dijo...

krollian, momento solemne: el título de tu entrada me recuerda a "el nacimiento de una nación", jeje, es broma. comprendo tu más que razonable enfado y que cosas como ésta suponen un punto de inflexión en que la reacción está asegurada. creo que todas las iniciativas, y ya te lo he leído en algún comentario, y yo lo digo siempre que puedo, que lleven a despertar un poquito la conciencia adormecida e individualista de muchos (no hace falta juntarse mil, sino unos poquitos {en este caso uno basta} con una reivindicación justa) creo que merece la pena el esfuerzo.

Anónimo dijo...

Tio.... con un par de cojones!!!!

Eso deberíamos hacer todos.... darle caña al Azkuna. Todos tenemos derechos a manifestarnos... y si es contra este Ayuntamiento fascista y dictatorial, más.

Azkuna, payaso, te estás cargando la ciudad!!!!

Aupa tio... sigue así.

Krollian dijo...

kirita:
¿Sabes lo que me decían algunos? que me buscaría un lío y que protestar no sirve de nada.
Y yo digo otra cosa. Lo que me parece un atropello flagrante es motivo de protesta. Y es que esto parece el despotismo ilustrado. Todo para el pueblo pero sin el pueblo. O sea, nuestros gobernantes locales hacen y deshacen y ¿a quién han preguntado?
En las famosas pseudoencuestas no creo que interrogasen a los ciudadanos sobre lo que les parecía mal. A lo mejor no daban abasto con las respuestas.
A todo esto, que no me digan que la corporación municipal representa al pueblo. Representa a los que votan. Y una vez establecida la formación del ayuntamiento, ¿quién impide los entuertos municipales? La sensación de que votar parece un cheque en blanco para quien gana se me antoja poderosa.

el usuario anónimo:
Deberíamos hacerlo todos. ¿Qué pasaría si con una multa, a todad luces injusta (por no hablar de otras cosas) se manifestara el afectado/a?
Esa tarde no va a casa o a donde sea a la hora habitual. Está en el ayuntamiento con una pancarta. Imaginemos eso por un momento.
Gracias por tus ánimos. Pero no voy a poner calificativos al Ilustrísimo. Se los pone él solito. Que ya es bastante. Y mira que es tenaz y voluntarioso en ganárselos ¿eh?

Anónimo dijo...

Puntxote dice:

Te mereces un Oscar tio!!!! Tu si que sabes protestar como dios manda!!!!!

¿Ponemos unas viñetas del Azkuna en la prensa? Igual se molesta cual musulman y nos quema el trasero!!!

:D

Krollian dijo...

Puntxote:
A saber cómo caricaturizarían algunos/as a nuestro insigne Alcalde. Creo que no me equivoco si guardara en la mayoría de las interpretaciones cierto parecido con el Tío Gilito y su contumaz talega llena de del vil metal...