Una píldora de desahogo de un ciudadano corriente y moliente ante la desidia y el despilfarro institucional

02 marzo 2012

Combatiendo la corrupción

10.830.693 españoles ¿han votado esto? ¿venía en el programa electoral? Que yo sepa, no.
¿Habrá votantes a quienes le sorprenda esta medida?
Esto está tomando un cariz que da mucho, mucho miedo.
La clase política es para el ciudadano una de las mayores preocupaciones. La falta de respeto mostrada por el bipartidismo imperante es palmatoria. Claro que hay un lema que tengo para estos casos:
Si tu no te respetas a tí mismo ¿quién te va a respetar?

Mientras se va expoliando lo poco que le queda a los curritos de ciudad y del campo y en definitiva, a los más desprotegidos por falta de recursos de todo tipo, tienes 3 años y 9 meses para que pienses un ratito que papeleta metes en la urna.
Eso si. Puedes quejarte por todo y protestar en la barra del bar o con tus amistades de que todos los políticos son iguales, que hay mucho sinvergüenza y mangante, que todo está lleno de chorizos, que cómo está todo, que cada vez estamos peor. Pero tu no tienes la culpa de nada. Por supuesto, tu eres buena persona. No entiendes de política.
Yo creo que no entiendes ni quieres entender absolutamente nada y vives por inercia.
O tal vez si tienes conciencia. Esa que piensa y dice que si yo estuviera en ciertos cargos, todos haríamos lo mismo.
Si tienes hijos, amigos o gente que simplemente te quiera o importe a tu alrededor, tienes un problema muy gordo. Enhorabuena y mis más sinceras felicitaciones.

Nota: A esto sumemos que por cada 10 inspectores de hacienda que se jubilen, le sustituirá uno ¡Uno!

Nota extra: la actualidad informativa si no han tenido tiempo de ilustrarse estos últimos días, se muestra en la imagen de esta entrada.

1-3-2012
El País
Montoro asciende en Antifraude a Pilar Valiente, dimitida por Gescartera

El PP remata poco a poco su plan para relevar a casi todos los cargos de designación de la Administración, incluidos los más técnicos. La semana pasada le llegó el turno al departamento de Hacienda que se encarga de perseguir el fraude, la Oficina Nacional de Investigación del Fraude de la Agencia Tributaria (ONIF). No solo su cúpula ha sido relevada. También los cargos técnicos encargados de los escándalos más conocidos, como el caso Gürtel o el caso Urdangarin, según adelantó ayer la cadena SER. Los equipos han quedado así descabezados precisamente en un momento clave para los dos casos.

Pero lo más llamativo de la reordenación del departamento, que en última instancia depende del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, es el ascenso fulgurante, hasta jefa adjunta, número dos de Oficina Antifraude, un departamento de élite en la Administración, de Pilar Valiente, exdirectora de la CNMV en la época del anterior Gobierno del PP, que se vio forzada a dimitir después de meses de escándalo por su actuación en el caso Gescartera, precisamente un enorme fraude que protagonizó esa agencia de valores y supuso graves pérdidas para todos los que invirtieron en ella.

Valiente dimitió en septiembre de 2001, después de que un diario apuntara la posibilidad de que ella, como presidenta de la CNMV, lejos de controlar Gescartera, ayudara a su dueño, Antonio Camacho, que fue condenado a 11 años de cárcel, a tratar de evadir esos controles. En el diario de Pilar Giménez Reyna, presidenta de Gescartera, aparecía el 16 de abril de 1999, a propósito de un consejo de la CNMV en el que el anterior presidente, Juan Fernández-Armesto, y el entonces director general de Supervisión, David Vives, trataron de intervenir la sociedad de Camacho: “Solo está Pilar Valiente, que avisa rápidamente”. Esta anotación, que se sumaba a otras múltiples informaciones que apuntaban al supuesto trato de favor de Valiente a Gescartera, forzó su dimisión.
Durante los últimos años de Gobierno socialista, Valiente trabajaba en Antifraude como una inspectora más. Ahora que ha llegado el PP al Gobierno, y pese a ese escándalo que está en su biografía reciente, Montoro ha decidido ascenderla a número dos de la Oficina Antifraude. Su jefe será Santiago Menéndez, delegado de la Agencia Tributaria y anterior director de Recaudación durante la etapa de José María Aznar.

Según la cadena SER, la iniciativa de las destituciones de los responsables de las principales investigaciones en marcha se atribuye a la propia Pilar Valiente. El más importante de los destituidos es Víctor de la Morena, jefe de investigación de la oficina, que llevaba los casos más sensibles e importantes. Era el responsable de la investigación de Gürtel. También han sido relevados otros cinco jefes de equipo.
Todos los destituidos eran inspectores de Hacienda y ocupaban puestos de libre designación, pero no de carácter político. Hasta ahora, los cambios de Gobierno solían implicar la sustitución del jefe de la ONIF o del jefe adjunto. No es tan habitual, sin embargo, que el relevo afecte también a los jefes de equipo.

Fuentes del Ministerio de Hacienda calificaron el relevo en la cúpula de la ONIF como algo normal, no excepcional. Es un cambio de personal directivo, remachan. Aseguran que son puestos de libre designación e igual que hay libertad para nombrarlos hay libertad para cambiarlos. Insisten en que es una circunstancia que ha ocurrido siempre en todas las Administraciones cuando hay cambio de Gobierno y que seguirá ocurriendo. Las mismas fuentes desvincularon el nombramiento de cualquier asunto ajeno a una cuestión de confianza y recordaron que las destituciones y los nombramientos se han producido en varias fases. Desde el Ministerio de Hacienda rechazaron hacer una valoración oficial sobre la destitución de los inspectores y el nombramiento de Pilar Valiente.