Una píldora de desahogo de un ciudadano corriente y moliente ante la desidia y el despilfarro institucional

20 marzo 2006

Por ahí llegan los bomberos

Por si alguno dudaba que bomberos, ambulancias, policía o cualquier vehículo de urgencias o de características especiales lo tenía fácil para moverse por la capital vizcaína ahí queda eso. Si hasta los coches particulares las pasan canutas para llegar a su destino a tiempo dentro de la ciudad ¿qué no les pasará a estos vehículos especiales? Yo ya dije que el día que se produzca un accidente o un hecho trágico en Bilbao en hora punta las consecuencias pueden ser muy, muy graves.
Las aceras inmensas no se mueven como si fueran una valla. Los bolardos no desaparecen de un soplido como en el cuento de los 3 cerditos. Mientras tanto, algunos y algunas dirán que la ciudad está preciosa. Por mi que embellezcan lo que quieran. Pero la funcionalidad no puede ser anulada puesto que esta ha de primar para hacer una ciudad más ágil en cuanto al tráfico se refiere.


20-3-2006
Diario 20 minutos
Edición Bilbao
Manuel Romero
Los bomberos no lo tienen fácil para entrar a 30 zonas
Calles estrechas y mal urbanizadas de Bilbao complican su labor. Elaboran un informe de puntos negros. «Necesitamos camiones más pequeños».
Los bomberos de Bilbao no lo tienen nada fácil en una ciudad en la que muchos barrios están mal urbanizados, hay muchas calles estrechas, los coches aparcan donde quieren y, para más inri, los pivotes para evitar que los coches se suban a las aceras también impiden el paso de los camiones. Y cada día salen una media de 8 veces.
El cuerpo en Bilbao elabora ahora un informe para buscar soluciones a todos esos puntos, alrededor de 30, a las que tienen muy complicado acceder, aunque, con una alternativa u otra, los profesionales siempre lo consiguen: «No se trata de crear alarma, al final estamos ahí para los ciudadanos», dice Joaquín Colmenero, bombero y representante sindical de UGT.
«Esas zonas están ahí y nunca sabes cuándo te van a tocar», señala. Tienen que recurrir a soluciones improvisadas. Alargar mangueras, retirar obstáculos y coches a mano, utilizar escaleras especiales... La solución más urgente pasa por comprar un camión más pequeño.

Por barrios
Ciudad Jardín: El barrio inaccesible por excelencia debido a la configuración urbanística de la zona.
Santutxu: Media docena de plazas son inaccesibles. Al tener garajes debajo, no aguantan el peso del camión.
Uribarri: Algunas travesías muy pequeñas impiden el paso de los camiones.
Otxarkoaga: Decenas de bloques residenciales no tienen acceso desde la calle.
Masustegi: Completamente inaccesible.
Casco Viejo: Fika, Iturribide y Prim, lo más difícil.

Que se retiren los nuevos bolardos
El Ayuntamiento bilbaíno ha empezado un plan de choque para impedir que los vehículos impidieran las aceras en busca de un sitio para aparcar. Pero no se dio cuenta de que los bolardos que colocó también impiden que los bomberos puedan pasar por determinadas calles. «En ocasiones tenemos que quitarlos para pasar», explican. Los bomberos, por ello, solicitan que se retiren de algunas calles y que les consulten antes.

1 comentario:

Evaristo dijo...

Consultar algo la señora concejala de circulación, el "liberal" alcalde o el muy "abierto" Sabas a los afectados por las medidas que toman ? Antes muertos que sencillos.
Los sufridísimos repartidores, comerciales, conductores de autobús, taxistas...siguen aguantando a día de hoy los excelsos badenes de infinidad de calles.