Una píldora de desahogo de un ciudadano corriente y moliente ante la desidia y el despilfarro institucional

14 septiembre 2006

Bilbobús y Bizkaibús. Siniestros 2006. Recapitulación


Por fin las cosas se van aclarando. Ibone Bengoetxea, la concejala de Circulación y Transportes del Ayuntamiento de Bilbao, ya ha dado la versión de los hechos. Errare humanun est. Todos nos equivocamos y tenemos errores. Ahora, que en tan poco espacio de tiempo ocurra tal cantidad de incidentes y/o accidentes es cosa cuando menos, inquietante.
Eso si, cada vez menos calzada y los mismos autobuses. A ver por donde se meten. Este martes precisamente un microbús (el 88) circulaba por la calle alameda Urquijo y se desvió por Manuel Allende para volver después por Gregorio de la Revilla a Autonomía. Llamé al 010 y me dijeron que ese no es su itinerario. A lo mejor es que ya iba con media hora perdida. Y todavía nos falta que se establezca definitivamente el anillo tranviario por el centro de Bilbao para acabar de arreglarlo todo.
Excelente y excelso Consistorio, afirmo.
Y la plaza Indauchu recuién estrenada y ya está levantándose la parte de baldosas que sea menester. El otro día cuando pasé por ahí lo que se ve es cemento y más cemento y escasitas zonas verdes. A poca gente le gusta. Pues alli había uno de los escasos anillos echando agua y con un cartón encima. Serían los prolegómenos de las obras que han empezado estos días en la bendita plaza.
Lo que nos queda por ver...

5-9-2006
Diario El Correo
Edición Vizcaya
C. BARREIRO/BILBAO
c.barreiro@diario-elcorreo.com
El Ayuntamiento atribuye a un error humano 4 de los 7 accidentes de Bilbobus
Transportes admite que el 28% de los chóferes comienzan a trabajar sin tener experiencia
La concejala de Circulación y Transportes del Ayuntamiento de Bilbao reconoció ayer que cuatro de los siete últimos accidentes de Bilbobus se debieron a un error humano, mientras que de los tres restantes, uno está pendiente de juicio y de los otros dos todavía no hay datos. Ibone Bengoetxea compareció ayer en comisión informativa -a petición del Partido Popular- para dar explicaciones sobre los siniestros registrados por unidades de Bilbobus desde el pasado 24 de febrero hasta el 4 de septiembre, en los que resultaron heridos un total de 40 pasajeros. La concejala de Circulación y Transportes recordó durante su comparecencia que el 28% de los conductores comienza a trabajar sin tener experiencia.
En el caso del accidente ocurrido el pasado 9 de marzo en la Gran Vía -un Bilbobus embistió a un autocar universitario que se encontraba estacionado en una parada-, Bengoetxea explicó que el choque se debió a que el chófer pisó el acelerador en lugar del freno, mientras que en el registrado el pasado 10 de julio en el barrio de Arabella, donde dos mujeres de 80 y 43 años resultaron heridas de carácter leve tras colisionar la unidad de Bilbobus en la que viajaban contra un muro, las causas son similares. Al parecer, el chófer se despistó y se equivocó de ruta.
Con todo, el accidente más sonado de todo el verano fue el ocurrido el pasado 17 de agosto, cuando un autobús sin chófer se llevó por delante un quiosco de prensa y otro de la ONCE en la plaza Indautxu. En este caso, Ibone Bengoetxea también atribuyó las causas del siniestro a un error humano. Según la concejala, el chófer estacionó la unidad sin freno de mano y sin dirigir la ruedas hacia la acera para evitar que el autobús se deslizase calle abajo. Uno de los debates de la comisión celebrada ayer se centró precisamente en la terminología utilizada para describir el accidente. Bengoetxea insistió en todo momento en que el chófer se «apeó» del autobús en lugar de utilizar la expresión abandonar la unidad, ya que la ley que regula el uso del transporte público prohíbe a los conductores abandonar el autobús, salvo en ocasiones excepcionales.

Los siniestros:
- 24 febrero: 4 heridos al empotrarse un bilbobus contra una acera. No hay datos de las causas.
- 9 de marzo: Una unidad de Bilbobus embiste a un autobús universitario estacionado en la Gran Vía. 5 heridos. Error humano.
- 13 de junio: Un frenazo provoca tres heridos. Pendiente de juicio.
- 10 de julio: Dos mujeres resultaron heridas tras estamparse el bilbobus en el que viajaban contra un muro. Error humano.
- 17 de agosto: Un bilbobus sin chófer se lleva por delante un quiosco de prensa en la plaza Indautxu. Error humano.
- 18 de agosto: Cinco heridos al embestir un bilbobus a otro, que cedía el paso en un cruce. Error humano.
- 4 de septiembre: Un bilbobus colisiona con el tranvía junto al puente de La Merced. No hay datos.
- Otros: Los accidentes registrados el 20 y 31 de agosto no se contabilizan como siniestros sino como incidentes de tráfico debido a que se produjeron por causas ajenas a las unidades de Bilbobus.

3 comentarios:

el que habla dijo...

Yo tengo un amigo que es chofer de autobús y un día estuvimos comentando este tema de los accidentes. El me dijo que en alguno de los accidentes conducía un novato pero que otros conducían veteranos con muchos años a cuestas.
Digo ésto porque el ayuntamiento, como tienen por costumbre todas las instituciones, enseguida achaca el problema a errores humanos (sobre todo a novatos, que es mas creible), que es una forma de decir "la culpa no es nuestra sino del pringao de turno". La realidad es que Bilbao se está convirtiendo en una ciudad impracticable. Llena de obras y con cierres y cambios de sentido de la circulación en calles cada dos por tres. Las calzadas cada vez son mas estrechas y, a causa de tanta peatonalización y ensanchamiento de aceras, cada vez hay menos espacio para que circulen los mismos vehículos. Estoy seguro de que las estadísticas de accidentes del resto de vehículos también se han disparado. No sólo las de accidentes de autobuses.

Krollian dijo...

el que habla:
¿Y qué podemos añadir a este comentario? Pues me temo que nada. No creo que nadie pueda rebatir tus argumentos.
Sólo queda añadir que cada día que pase será peor. Nuevas peatonalizaciones, estrechamientos, obras y un ampliado y flamante trazado del tranvía nos espera. Como suelo decir, lo delicado del asunto no es que este mal, si no que cada vez está peor.
Uno de mis lemas es una frase que me dijo una vez, un profesor:
Lo que no mejora, empeora.
Pues si, nada se mantiene igual por mucho tiempo. Cada día, cada momento se hacen las cosas un poquito mejor o por dejadez y un largo etcétera cada día que pasa las cosas se tuercen más sin remedio gracias a algunas y algunos.

evaristo dijo...

Yo también he tenido oportunidad de charlar con un chófer de autobús urbano, de Bilbobus.

Lo del tema del cada vez menor espacio para circular, también me lo comentó, pero...en lo demás, el comentario difiere al que le han hecho a "el que habla".

Me explico. Según este conductor con el que he hablado yo, este verano sí que ha habido conductores novatos sustituyendo por vacaciones a los veteranos...novatos en el sentido de que conducían un autobús de línea urbana por primera vez. Pero el problema, en su opinión, no era tanto ese como que la empresa Transportes Colectivos, S.A., no adjudicaba una línea fija a esos conductores, sino que les iba cambiando de línea cada día.
Vamos, mala administración.
Y según este chófer, los pobres se han hecho "la picha un lío".

La dejadez de que habla Krollian, por lo tanto, sería compartida tanto por nuestro Hay Untamiento como por TCSA.