Una píldora de desahogo de un ciudadano corriente y moliente ante la desidia y el despilfarro institucional

24 febrero 2012

La voz que nunca que se calla



El control y manipulación de los de siempre teme perder la partida.
Al margen de creencias, ideologías o símbolos, los españolitos en general y cualquiera en particular que tenga un mínimo de dignidad, odia la mentira. Más cuando es tan evidente la diferencia entre lo que sucede y lo que ciertos sectores de poder quieren interpretar por tí.
Por eso tenemos una democracia tan madura, fruto de una no tan ejemplar transición tras la dictadura de Francisco Franco.
¿Cuánto dura una transición?