Una píldora de desahogo de un ciudadano corriente y moliente ante la desidia y el despilfarro institucional

28 julio 2007

Vecinitos de Bilbao. Reciclando papel...

Semana loca del autor de esta humilde bitácora. Currando a tope e imprevistos gordos. En fin. Que he andado ocupado y más que liado. Vamos al asunto...
Vean la foto de esta entrada. periódicos y papel en la paepelera del metro. Y ésta debía ser la que menos papel tenía. Iba con prisa al trabajo y saqué la primera papelera que ví.
Todas las mañanas asisto al mismo triste e irrespetuoso espectáculo. Vecinitos de Bilbao que se pasan el cambio climático por el forro de sus caprichos. Sin tener ganas de leer siquiera los periódicos gratuitos que reparten en las entradas de metro, los tiran en las estaciones del mismo, en la primera papelera que encuentran. Hace falta ser lelo e insolidario aparte de estúpido y vago.
No tengo ni idea de lo que harán los de la limpieza con la ingente cantidad de papel acumulado a veces en las papeleras. He llegado a ver verdaderas montañas de papel. Pero me temo que se hará tal amalgama de basura que no se reciclará.
Atentos amiguitos: en Bilbao se generan (generamos entre todos los villanos y villanas de esta moderna y privilegiada ciudad) más de 500.000 toneladas de papel al año. Luego nos quejamos de la cara estafa de Zabalgarbi y sus filtros antitoxinas que no filtran todo, pero cuestan miles de millones. Las alergias se cronifican y las dioxinas se acumuladan en el ambiente, claro.
Tiene gracia que los responsables institucionales de tal costosita chapuza, la vendan como una infraestrucura generadora de energía. A más basura, más energía producida oiga. Hacen falta bemoles para vender semejante idea. Lo que no se ve no existe. ¿Habrá gente que pensará que su/s bolsita/s de basura desaparecen a lo largo de la noche por arte de birlibirloque?
Y ya hablaremos de la gente que tira de todo, menos papel en los contenedores azules...
El vecinito de Bilbao es realmente (pero no lo da a entender por sus actos) un integral y pertinaz ecologista.
Menos mal que hasta septiembre, no vuelven los hasta 6 (que yo sepa) periódicos gratuitos a repartirse. A ver si alguno al volver de vacaciones y ver la mierda (con perdón) que ha visto en su camping o montaña o chiringuito playero o cualquier otro sitio se ha concienciado y tira como un buen ciudadano el papel a los contenedores de papel. Que no cuesta tanto.
Hágalo por su gato, pez, perro, iguana, por su pareja o por su descendencia, de seres humanos supongo... Recicle, mirusté...

29-8-2007
Actualización
Preguntando a una amable trabajadora de la limpieza me entero que, en efecto, el papel que los usuarios (o no) de Metro Bilbao, arrojan a las papeleras de las instalaciones se recicla. Es decir, los trabajadores de limpieza los recogen de las papeleras o de donde sea (porque muchos periódicos gratuitos es como si tuvieran patitas y caminasen y se encuentran por el suelo, en los bancos, etc.) y los depositan en contenedores de papel. Los de la calle, imagino.
Asi que ya sabéis vecinitos. Ya podéis seguir tirando papel por donde os dé la gana. Que siempre los recogerán. Venga, va. Más cantidad y bien distribuidita por toda la instalación. Para eso les pagamos ¿verdad?
Hay que ser mendrugo/a...

2 comentarios:

fyron dijo...

vas con prisa? y te dedicas a sacar fotos a papeleras? habria ke sacarte una foto a ti sacando esas fotos, jajajaja. Pues como a los de Bilbao no nos afecta el cambio climatico ese, para ke vamos a reciclar? ke lo hagan los demas, euskadi es un paraiso tropical todo el año, vale peude ke llueva mas, pero es ke eso es malo?

GORA bilbao

Krollian dijo...

fyron:
No te preocupes. O no se si decir que lo siento. En todo caso ya va parando de llover. El pertinaz meteoro es imprescindible para la vida aunque si se da en exceso puede que tengamos que lamentarnos.
¿Estaba usted por estos gloriosos lares en 1983?
Y si. El tiempo es oro. Y voy con prisa a casi todas partes.
Esta humilde bitácora encarará en pocos días la entrada 300. Y eso que voy con prisa, como tu comentas.
De cualquier modo, para lo que me indigna siempre tengo tiempo.
Si estás por las fiestas, tal vez me veas disfrazado de hipotecado deambulando por el recisto festivo.
Un saludo, mi ecologista amigo...