Una píldora de desahogo de un ciudadano corriente y moliente ante la desidia y el despilfarro institucional

19 enero 2009

S&P baja la nota a España

Vaya, vaya. Hoy hago triplete. Y es que el camarada Bakunin ha publicado una entrada de esas con fuste, mala leche y mala baba pero con más razón que un santo.

19-1-2009
halondisparado.com
Spoke of whores the high heels
Anda el personal revuelto estos días con la amenaza de Standard & Poors de rebajar su calificación de solvencia a España —como ya ha hecho con Grecia—. Y lo cojonudo es que la tal amenaza ya ha tenido consecuencias en la valoración de la deuda pública española en los mercados.

Miren, cuando de un tiempo a esta parte las agencias de calificación abren la boca la única respuesta que se me ocurre es “váyanse ustedes a tomar por saco”. Durante años se han dedicado a repartir matrículas de honor a lo peorcito de la clase. A calificar como lo más maravilloso auténticas mierdas pinchadas en un palo. A mirar para otro lado mientras los Madoff hacían su agosto. A decir que las collateralized debt obligations —que no eran otra cosa que un embutido de hipotecas medio buenas, regulares y malas del copón, cortado en lonchas finas para que no se noten mucho ni el mal olor ni el peor sabor— eran la hostia puta de la inversión moderna que te cagas.

Ahora, cuando ya hace tiempo que todo el mundo se ha dado cuenta de que el emperador pasea en pelotas —y la opinión de estas agencias vale tanto como un billete de tres euros, al menos para mí— no deberían causar tanto impacto lo que digan estos bucaneros. Que la economía española está jodida no lo niego. Pero no porque lo digan las zorras de Standard & Poors.