Una píldora de desahogo de un ciudadano corriente y moliente ante la desidia y el despilfarro institucional

22 enero 2009

Prometo no confiar más en un banco

Otra víctima más de la usura bancaria en España. Crisis y desempleo que parece que vinieron a visitarnos por casualidad.
PP, PSOE, PNV (y unos cuantos partidos mayoritarios más) contribuyeron al inflado de la burbuja (el coste de un piso un subió un 17% en 2003). Y ahora dicen que hay que sacrificarse.
Mientras tanto se suben los sueldos y se reparten los cargos.
¿Dónde estabas tú en las manifestaciones por la vivienda digna?
Me pregunto si hay gente que guarda la dignidad en el cubo de la basura. Como para votar a alcaldes corruptos porque les dan migajas de trabajo enladrillando la piel de toro. Sumemos a ello la ignorancia y los estómagos agradecidos.
Penita. Mucha penita...

22-1-2009
20 Minutos
Edición Bilbao
Cartas al Director
Elena Carretero
Prometo no confiar más en un banco
¿Por qué a ti, cuando tienes problemas, te ayudan y te ponen dinero para que sigas funcionando? ¿Por qué a mí me ahogas o me ofendes al ofrecerme, para bajar 200 euros mi hipoteca, que alargue su duración 10 años más y te pague el doble de intereses y los gastos que conlleva hacerlo? Te ríes de mí, que soy el que te doy a guardar mi dinero y el que te da a ganar todos los años millones de euros.
¿Es verdad que no podemos vivir sin bancos o los bancos no pueden vivir sin clientes? Lo veremos muy pronto, cuando ya no haya pequeñas empresas, pequeños ahorradores, pequeños inversores, pequeños emprendedores... Nos estáis matando, pero en realidad estáis preparando vuestro fin. Prometo no volver a confiar en que un banco pueda ayudarme.
Ojalá, cuando vayan a pedir dinero fuera, se lo presten muy caro o no se lo den. Ojalá se queden con miles de pisos y sin liquidez. Ojalá tengan la morosidad más alta de la historia y colapsen los juzgados con ejecuciones hipotecarias para que todo vaya más lento.
Que les vaya muy mal y que cierren muchas oficinas. Que todo lo malo que auguran para estos próximos años le pase a la banca. ¿Saben?, hoy tengo tanta rabia y estoy tan enfadada que tenía que escribirlo. Lo peor es que lo deseo, y normalmente cuando es así, sucede. Lo siento.