Una píldora de desahogo de un ciudadano corriente y moliente ante la desidia y el despilfarro institucional

25 febrero 2008

Aparque hacia atrás

La última genialidad del Gabinete Azkuna
A partir de ahora todo aquel que circule por una calle con aparcamiento en batería y desee aparcar en ella va a tener que hacerlo marcha atrás. Asi que ojo con ir a más de 10 km./h. no sea que os paséis el hueco de turno y os quedéis sin plaza.
Aunque pensándolo bien es una medida que carecerá de sentido en muy poco tiempo debido a la acerosis (inflamación de las aceras) o peatonalización.
Las calles que dispongan de aparcamiento en batería serán anecdóticas por su escaso número.
Imagino que dentro de poco también dirán qué marca y modelo de coche hay que comprar.

25-2-2008
Diario 20 minutos
Edición Bilbao
MANUEL ROMERO
Hay que aparcar para atrás en las plazas en batería
Cambia el sentido del aparcamiento en las calles de Bilbao. Los técnicos creen que aumenta la seguridad al salir de cara. «Pero se crean atascos».
¿Qué es más seguro a la hora de aparcar en batería; meter el coche hacia adelante, como hasta ahora, o hacia atrás? Es la reflexión planteada por el Ayuntamiento bilbaíno y lo que le ha hecho tomar una decisión.
El aparcamiento en las plazas en batería empieza a cambiar de sentido en las calles de Bilbao. El cambio consiste en pintar las rayas en el sentido contrario a la marcha de la circulación. Eso es lo que obligará a aparcar marcha atrás en la zona de estacionamiento de calles como Alameda de Mazarredo, Ercilla, Obispo Orueta, Orixe o San Adrián.
«Al sacar el coche, podrás salir de cara, con lo que hay un menor riesgo de accidente porque se tiene mejor visibilidad», explica Pablo Isusi, técnico de Circulación del Ayuntamiento de Bilbao.
No es que se hayan dado muchos casos de siniestros, pero los técnicos advierten de que la salida marcha atrás de los aparcamientos en batería es una causa común de golpes de chapa.
Pero hay quien no cree que sea una medida eficaz. Conductores consultados por este periódico reconocen que es más seguro, pero le ven otras pegas a este sistema. «De esta manera no se ve el sitio libre y para cuando te das cuenta lo has pasado», explica un comercial bilbaíno en Alameda de Mazarredo. Además, al tener que parar para echar marcha atrás a la hora de aparcar, «se crean colas que antes no se formaban», aseguran.
Los técnicos municipales, sin embargo, creen que si un vehículo va a la velocidad adecuada, los sitios libres se ven sin mayores problemas. La medida, que se implantará de forma paulatina, es única en el Estado.

Cada vez menos estacionamiento
Cada vez hay menos plazas de parking en batería en las calles. El ensanche de las aceras para dar más espacio a los peatones ha obligado a reducir los aparcamientos y, en muchos casos, a transformar las zonas de parking en batería en aparcamientos en línea. Bilbao cuenta, en la actualidad, con 15.000 plazas de estacionamiento en las calles. De ellas, 4.500 son en batería.

En Mazarredo, los coches ya miran hacia adelante
La iniciativa de modificar el sentido de los aparcamientos no se hará de golpe en todo Bilbao. El Área de Circulación tiene previsto introducir el nuevo sistema cuando se llevan a cabo cambios en las calles, como ha pasado en Alameda de Mazarredo, en la foto. La calle, cortada en un tramo, ha pasado a tener un solo carril, lo que ha servido para implantar la medida.

7-5-2007 Aparcamiento. Escasito, inseguro y difícil

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola. Como no se cómo hacer llegar un comentario al genial creador de este blogger, envío este comentario aquí, aunque con esperanza de que lo lea y escriba sobre el asunto.

Primero será necesario que lea la noticia aparecida en El Correo:

http://www.elcorreodigital.com/vizcaya/20080210/vizcaya/ayuntamiento-reordenara-este-circulacion-20080210.html

Para después leer este comentario:

Desde luego que hace falta una solución ¡ya! Nadie se explica el incumplimiento de la promesa que la diputación hizo de abrir la entrada a Bilbao por Zabalburu al finalizar las obras que acometió hace años en Juan de Garay.

Ahora se intentan buscar "parches" a un problema que a muchos nos parece que tiene más miga de la que en un primer momento parece tener. En el aire se oyen los comentarios de muchos que hablan de ciertos intereses. ¿Qué habrá de verdad en ello? No me extrañaría nada. Pensemos mal y es posible que acertemos.

Luego se nos agrava el problema cerrando uno de los carriles de acceso por al autopista para habilitar esa extraña entrada directa a Azertia por la que nadie ve entrar o salir vehículos prácticamente nunca, y que provoca colas de coches para entrar hacia Miribilla y Miraflores que llegan en algunas horas casi hasta las curvas de Rekalde.

Y ese tráfico insufrible por el barrio del que se habla en el artículo de Jon Mayora, que además de ruido nos hace vivir con altos niveles de contaminación. De esos niveles en este caso, sobre los que el consistorio bilbaíno quiere quitar últimamente hierro, tiene gran culpa la diputación, claro está. El otro día precisamente, leía sobre el número de personas que mueren al año por contaminación y que es comparable a la que pierde la vida en accidentes de tráfico, del creciente número de niños con alergias y problemas respiratorios,… Pues que vengan a ver lo que respiran nuestros pupilos cada tarde en las calles de este bonito barrio residencial al que alguien se ha propuesto que no sea tan limpio y tranquilo como debiera.

Y la propuesta, ¡la gran propuesta! de nuestros políticos y técnicos municipales es la de desviar por otra calle del mismo barrio el tráfico de Jardines Gernika y hacer que otros vecinos diferentes lo sufran (es como meter la porquería debajo de la alfombra o pero aún, ¡quitársela a unos vecinos para echársela a otros!).

¡No quiero que mis impuestos paguen los sueldos de esta gente que come a nuestra costa y que está tan cómodamente sentada en sus despachos municipales y forales! Ni me dan servicio como ciudadano, ni cumplen su palabra, ni tienen la menor idea --o intención de ello-- de cómo solucionar los problemas reales de la gente.

Y otra gota que colma el vaso, dejando a un lado las altas velocidades de algunos vehículos por nuestras calles, los problemas de la gente que aparca en las paradas de bus para tomar copas, la falta de un centro de salud después de años o las nuevas medidas contra los coches de niños de bilbobus, es la de la supuesta falta de previsión de hacer aparcamientos municipales subterráneos en un barrio de nuevo diseño y nueva construcción como Miribilla en la que casi todas las unidades familiares, por perfil y edad, tienen al menos dos vehículos.

¿Quién se va a creer que nadie se había dado cuenta de que el problema iba a existir?. Y esperemos a que la afluencia de personas al nuevo palacio de deportes o al frontón comience a llegar…

Creo humildemente, que provocar problemas de manera intencionada, como quien no quiera la cosa y conociendo de antemano los resultados de sus extrañamente torpes acciones, luego les permite hacerse propaganda (sí, y digo propaganda y no publicidad) y buscar "parcheos" como los que leemos que proponen, eso sí, vendidos como grandes esfuerzos y acciones para los queridos y amados vecinos (aunque para ello planteen levantar todo el barrio) en su intento de quedar bien, buscar soluciones al ciudadano y de paso... conseguir los votos de unos cuantos.

evaristo dijo...

He tenido que contener una palabra malsonante al leer la entrada...Dios mío, pero qué le hemos hecho los automovilistas a Azkuna para que, además de ponernos mil y una trabas, nos intente volver locos ? Qué fijación...será un trauma de la infancia, acaso ?