Una píldora de desahogo de un ciudadano corriente y moliente ante la desidia y el despilfarro institucional

29 febrero 2008

La Peña. Operación municipal financiera

Terminamos el mes con una muestra más de la eficacia del equipo consistorial. Qué le vamos a hacer. Los imprevistos y ocurrencias son asi. Es la otra cara del escaparate bilbaíno. Ese que por ejemplo, se come las zonas verdes de los parques de Echevarría y Doña Casilda Iturrízar. Entre las dos rotondas que se van a construir la cantidad de verde que va a quedar después va a ser bastante mas reducida. Y qué pena da. Pero bueno. No pasa nada. A ver cuando saco tiempo para retratar una foto a la calle Manuel Allende que tiene el asfalto como un campo de siembra...

29-2-2008
Diario El Correo
Edición Vizcaya
JOSU GARCÍA
j.garcia@diario-elcorreo.com
El Gobierno blinda la operación de La Peña y rechaza una comisión de investigación
La oposición acusa al PNV y a EB de «no querer esclarecer las irregularidades» y cargar la culpa sobre «algunos de los técnicos locales»
Sucedió ayer a mitad del pleno municipal. El alcalde, Iñaki Azkuna, aplicó su autoridad para llamar al voto y anunció que el equipo de gobierno rechazaba frontalmente la propuesta del Partido Popular, apoyada también por el PSE, para abrir una investigación oficial que «arroje luz sobre la opaca operación» urbanística de La Peña. Este blindaje de PNV y Ezker Batua bloquea, a juicio de la oposición, cualquier avance en la búsqueda de respuestas a los interrogantes que aún permanecen abiertos sobre un proyecto que se encareció un 18% (675.000 euros) y que ha llevado al Consistorio a planificar un almacén de documentos subterráneo para dar salida a 58 de las plazas que todavía no se han vendido. Su rescate costará casi otro millón de euros a las arcas públicas.
El polémico asunto ha marcado la actividad municipal durante el último mes y ha suscitado duros reproches entre la oposición y los dos socios que gestionan el Ayuntamiento. Ayer, tras haberse celebrado dos comparecencias y un consejo del Instituto Municipal de Deportes (IMD), el debate se adentró en el pleno.
Abrió el fuego el portavoz popular, Antonio Basagoiti, quien se limitó a enumerar, «de forma objetiva», todas las dudas que ensombrecen el caso: «¿Quién y cuándo decidió que el polideportivo debía llevar aparejado un aparcamiento? ¿Por qué no se convocó un concurso público para redactar el proyecto de construcción del parking y se le encargó a la misma empresa por 183.000 euros? ¿Cómo es posible que no exista un registro documental de todo esto? ¿Por qué se infló en 5.000 euros el precio de las parcelas? ¿Quién planteó rescatar las 58 plazas de garaje que no se vendían antes del tiempo estipulado en el contrato suscrito con el promotor?», entre otras cuestiones.
«La comisión de investigación es absolutamente necesaria porque la gestión ha sido muy dañina para los fondos públicos y ha generado graves perjuicios a los vecinos», afirmó Basagoiti. «Debemos encontrar de quién es la responsabilidad, porque debemos aprender del pasado para no cometer los mismos errores en el futuro», concluyó. El alcalde se ausentó momentáneamente de la sesión y se perdió gran parte de esta primera intervención.

«Algo inaudito»
El portavoz socialista tomó la palabra a continuación. Txema Oleaga calificó de «inaudito» que, tras «ocho meses» de mandato y de nueva presidencia en el IMD, aún «no se haya aclarado nada y sigan existiendo tremendas irregularidades». El líder del PSE anunció que apoyaría la comisión propuesta por el PP.
Y llegó el esperado turno del equipo de gobierno. Ibon Areso, el edil de Aparcamientos, fue el encargado de dar la réplica. El representante jeltzale acusó a la oposición de «buscar el follón en todo este asunto», a lo que Azkuna añadió que han sido populares y socialistas los que «han convertido en grave este tema».
La intervención de Areso sirvió para desvelar algunos detalles inéditos en la operación. Afirmó que fue el director de Circulación el que propuso al gerente del IMD la conveniencia de excavar el parking. Que después esta propuesta se llevó al pleno de Bilbao Kirolak y «se aprobó por unanimidad». Que la mayoría de ampliaciones presupuestarias -hubo diez, hasta sumar 675.000 euros- se hicieron a propuesta del propio instituto deportivo. «Son los famosos 'ya ques': ya que estamos en obras, añádame usted este rodapié», ejemplificó el edil. «Pero en ningún caso ha habido picaresca, porque los precios unitarios, que es donde se suelen inflar los presupuestos, se mantuvieron igual que en el proyecto», afirmó.
Areso habló después de la cimentación, que encareció un 7% la operación. «Fue culpa de un error del arquitecto en la fase de elaboración del proyecto y algo que, luego, no detectó un técnico del IMD», añadió.
El turno de palabra regresó a Basagoiti. Con gesto serio, volvió a desgranar su batería de preguntas. Entre ellas: ¿quién ofreció las parcelas al IMD para hacer un gimnasio? Azkuna, que había permanecido prácticamente en silencio durante la hora que se prolongó la discusión, salió a la palestra y reconoció haber sido él en persona quien tuvo la idea. «Fui yo; no busque más», espetó. A continuación, zanjó el debate y anunció el voto negativo del equipo de gobierno, bloqueando una comisión que aspiraba a «desmadejar el cúmulo de despropósitos» de La Peña.
Al término de la sesión, Oleaga acusó a PNV y EB de «no ser capaces de asumir responsabilidades, de no dar la cara». El PP insistió en la necesidad de esclarecer los hechos «por el bien de los vecinos». Y respecto a la revelación de que fue el alcalde quien propuso a Jon Aritz Bengoetxea, anterior presidente de Bilbao Kirolak, dar utilidad deportiva a las parcelas de La Peña, el líder del PP afirmó que a Azkuna «le ha dado más pena un constructor que no vendía sus garajes que la defensa del patrimonio municipal».