Una píldora de desahogo de un ciudadano corriente y moliente ante la desidia y el despilfarro institucional

15 diciembre 2007

Lo que faltaba. Ya lo cobran ellos, hombre

Que nuestros mandamases institucionales no se privan de su sueldecito no es novedad a estas alturas. Que lo hagan con tanto descaro ¿es algo que sea digno de destacar? ¿O es que ya es tal la dureza de su rostro que ni se inmutan ante la actualización de sus pecunios?
Otra demostración (y van...) de que el dinero de todos no es de nadie...
Uno de los titulares de hoy es que Hacienda descubre en cuatro años una bolsa de fraude de 874 millones. Lo mejor de todo es que afirman que con ese dinero traducido a hormigón, se podrían pagar las obras de la primera fase de la 'Supersur', los túneles de Artxanda y el corredor del Txorierri.
Con Osakidetza como está, la gente que no llega a fin de mes, jóvenes sin poder acceder a una vivienda, la educación sin dar los frutos esperados...
A mi se me ocurren mejores usos que hacer parte de la Supersur para ese dinerito.

21-7-2007 Legislatura nueva. Sueldazo nuevo (y sin despeinarse)
26-6-2007 Mejor alcalde que ministro
28-5-2007 Elecciones Municipales. 43,04% de abstención
19-3-2007 PP y PSOE tan amigos
10-5-2006 La canción del verano... y del resto de la legislatura
2-5-2006 Tu otro banco
24-12-2005 La nueva política

15-12-2007
Diario El Correo
Edición Vizcaya
CARTAS AL DIRECTOR
Carlos Zarauz Astorqui
Lo que faltaba
Desde el Parlamento vasco nos mandan un claro mensaje a la ciudadanía, a tres meses de unas elecciones generales. Los distintos partidos que lo componen son incapaces de ponerse de acuerdo en ningún tema de los que nos afectan a los mortales de a pie: ni estar todos juntos en contra de ETA, ni los presupuestos, ni la vivienda, ni la paz social, ni la seguridad, ni la Seguridad Social, ni las pensiones, ni las hipotecas, ni el paro, ni nada de nada. Siempre discrepan entre ellos, nunca hay unanimidad en ninguna discusión ni debate (tampoco digo que la deba haber, pero sí pactos en los grandes temas como el paro, el terrorismo o la vivienda).
Y curiosamente, con una simple reunión, acuerdan todos por unanimidad (a los señores de EHAK no los cuento porque van a su bola, simplemente por no condenar lo que deben no merecen el más mínimo de mis respetos), subirse el sueldo, sin discusión, ni debate al respecto. Un mensaje claro y directo: señores ciudadanos, nosotros, los políticos de este país, sólo nos ponemos de acuerdo en una cosa, la más importante: subirnos el sueldo.
Lo siento pero esto es todavía más descorazonador que cualquier otra cosa, y a las claras está, ustedes sólo se preocupan de lo suyo y así nos luce el pelo a los demás. Es importante que los políticos cobren, y que no cobren mal, pero debería ser como en muchas de las empresas de este país, por resultados y su mayoría en variable, y ustedes en este momento político y social que vivimos en vez de cobrar, nos deberían pagar. Por supuesto, no cuenten con mi voto.

1 comentario:

evaristo dijo...

Como complemento, una "boutade" en toda regla del más abajo referido Pedrete Solbes. Decir que este señor tiene poca vergüenza es ser generosos con él...lo mismo que su mantenedor en el cargo, claro, que suelta su paridita a renglón seguido :


SOLBES : NO HEMOS INTERIORIZADO LO QUE VALE UN EURO


MADRID (Reuters) - Los españoles no han interiorizado totalmente el valor de un euro, lo que lleva a que a menudo dejen demasiada propina y contribuye a la sensación de que la vida está más cara, según afirmó el sábado el vicepresidente del Gobierno y ministro de Economía, Pedro Solbes.

"Yo veo en un bar que la gente se toma dos cafés y deja una propina de un euro, que es el 50% del valor del producto. Tenemos un impacto de no valoración de ciertos productos realmente significativo", dijo Solbes en un foro del PSOE para discutir propuestas económicas ante las elecciones del próximo marzo.

"No hemos interiorizado todavía lo que quiere decir un euro, no sabemos que 20 céntimos de euro son 32 pesetas y que un euro son 160 pesetas", declaró.

La inflación española ha dejado atrás la de otros países de la zona euro en los últimos años, en parte alimentada por un crecimiento superior a la media. En noviembre, precios más altos de petróleo y alimentos dispararon el IPC al 4,1 por ciento interanual, un máximo en 22 años.

Sin embargo, Solbes aseguró que esperaba que la inflación volviera a bajar por debajo del 3 por ciento después de marzo.

En el mismo acto, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, avanzó que el programa del PSOE para las próximas elecciones incluirá la creación de un observatorio en Internet que facilite un índice de precios y servicios de las distintas empresas que operan en España para que los consumidores puedan comparar y elegir mejor.

"Es decir, una especie de portal en el que se podrán comparar los precios de un brik de leche homogéneo en distintos supermercados o las ofertas de contratos de la luz que hacen las distintas empresas, o el precio de la gasolina", explicó.

El objetivo será "fomentar la competencia en los mercados" mejorando para ello la información de la que disponen los consumidores, aseguró.