Una píldora de desahogo de un ciudadano corriente y moliente ante la desidia y el despilfarro institucional

11 diciembre 2006

No llegamos a fin de mes

Poco más hay que comentar sobre el artículo de opinión de Santiago González. Tal y como está la cosa el asunto de poder acceder a una vivienda se hace muy, muy cuesta arriba. Y el euribor sigue subiendo... Pero bueno, dicen nuestros políticos que no pasa nada. Que nos apretemos el cinturón. A ver si nos llega para comprar uno. Y si no, como Carpanta nos ataremos el pantalón con una cuerda. Será que ellos, los políticos de cierta altura, si llegan a final de mes. Bueno, todos no. Esperanza Aguirre, la Presidenta de la Comunidad de Madrid no llega a fin de mes. Bienvenida al club mayoritario de este país.

6-12-2006
Diario El Correo
Edición Vizcaya
Sin enmienda
SANTIAGO GONZÁLEZ
La Asociación de Constructores de Vizcaya ha elaborado un informe sobre la situación del sector en el ámbito de su competencia que dibuja un panorama preocupante para el futuro. Hace cinco años se construían el doble de pisos que ahora. En este lustro, la construcción de pisos protegidos, la legendaria VPO, ha caído a una tercera parte de lo que se construía entonces. Este dato es significativo, porque es el corazón del programa de vivienda de Madrazo, el consejero del tema en estos cinco años, no porque sea de por sí alarmante.
La vivienda de protección oficial es una transferencia perversa de renta y un abuso del concepto de redistribución. La vivienda es el bien patrimonial por antonomasia del ciudadano medio. Adjudicarlas a un precio político muy inferior al de mercado a costa del resto de los compradores por medio de un sorteo, esa manita inocente que elige al agraciado ante la mirada profesional del notario y la complacida de Madrazo, no es de recibo. Es como confiar la solidaridad a los niños de San Ildefonso. El problema de la vivienda debería resolverse mediante la extensión del alquiler social, no con el gordo de la lotería. Pero la realidad camina en este aspecto muy por detrás de los propósitos. De los 5.000 pisos de renta social que se planteaba como objetivo el Plan de la Vivienda, sólo se han puesto en alquiler 1.900, menudo plan.
Dicen los constructores que la oferta de suelo disminuye y se encarece, mientras la demanda de pisos aumenta. El planteamiento es de una lógica implacable, aunque se queda un poco corto. La recalificación del suelo y la construcción de viviendas es la actividad que ha hecho rica a más gente en menos tiempo, y no sólo constructores; también políticos venales. El suelo ha sido el maná que ha financiado a partidos políticos e instituciones durante todos estos años. Si Unamuno hubiera sido marbellí, podría haber dicho justamente: «España entera es una Marbella más grande».

1 comentario:

evaristo dijo...

Pero qué fenómeno es Santi González...y qué razón lleva en lo de "España entera es una Marbella más grande".

Lo de Esperancita la Fantástica tiene delito...por cuanto parte de su familia está metida de hecho en temas urbanísticos.

En fin...