Una píldora de desahogo de un ciudadano corriente y moliente ante la desidia y el despilfarro institucional

08 mayo 2013

BBK. Deudas perdonadas al PSOE


Nunca está de más (ni lo estará) recordar las buenas relaciones entre ciertas entidades financieras y ciertos políticos. Esto sucedió en plena burbuja inmobiliaria. Curiosas las cosas que pasan. Si tienes una hipoteca y te quedas en el paro, no vuelves a levantar cabeza. La lista es larga y seguro que me olvido de algo:

1. Quien tasa el piso es una empresa con relaciones más que cercanas a la entidad que te concede la hipoteca en el 99% de los casos. Te dirá que tu piso vale 200. En menos de un lustro puede que te digan que vale 100. Entonces has pagado 30, pero debes en el momento del desahucio 170. Eso sí. Si te subastan el piso entonces vale 50, pero la deuda será de 120. La risa...

2. Cláusula suelo. Duro de narices. El Euribor al 1. Tu diferencial de 1,2. Y pagas un mínimo de 3. Chachi.

3. Contrate usted seguro de la casa, tarjeta, seguro de vida, domicilie la nómina, firme un plan de jubilación (que cuando tenga 65 años se va usted a morir de hambre). Y luego ya puestos, una vez pagada la hipoteca, pues firme una hipoteca inversa, que con la paga de jubilación y el plan de pensiones no le llega ni para pipas ¿eh?

Usted ha vivido por encima de sus posibilidades.

9-6-2006
ELMUNDO.ES
FINANCIACIÓN DE PARTIDOS
La BBK perdona al PSOE 21 millones de euros tras cancelar una deuda impagada desde los 80

Los socialistas logran no pagar a la BBK 10,3 millones en intereses acumulados
SCH ha explicado que la jurisprudencia hace difícil cobrar ahora intereses de otra época

MADRID.- La caja de ahorros de Bilbao y Vizcaya, conocida como Bilbao Bizkaia Kutxa (BBK), cerró el pasado marzo un acuerdo con el PSOE por el que cancela una deuda arrastrada desde hace 18 años por los socialistas vascos con una condonación de 21 millones de euros.

La BBK, que cuenta con un representante del Gobierno vasco en su comisión de control, accedió el pasado marzo, después de largos años de discrepancia, a cancelar la deuda de tres préstamos del PSOE aceptando recuperar sólo el principal, de 895.565 euros, y unos intereses adicionales de 2,6 millones de euros.

De esta manera, el PSOE ha pagado unos 3,5 millones de euros a cambio de acabar para siempre con el resto del dinero reclamado históricamente por la caja vasca. Fuentes socialistas autorizadas confirmaron que las cifras pagadas son de ese orden, pero declinaron facilitar más precisiones, asegurando que someterán el acuerdo a la fiscalización del Tribunal de Cuentas.

¿Tratos de favor?
Con el pacto alcanzado, el PSOE ha logrado no pagar a la BBK los 10,3 millones en intereses acumulados por demora de pago desde, al menos, 1988. El portavoz de la BBK declinó explicar a este diario las razones de esta decisión. Por su parte, el Banco Santander que preside Emilio Botín ha explicado en una carta al Tribunal de Cuentas que, en efecto, la jurisprudencia hace difícil hacer pagar ahora intereses de otra época que son muy superiores a los vigentes actualmente.

En el PSOE aseguran que lo que está saliendo a la luz no son tratos de favor, sino precisamente el deseo de la dirección actual del partido de solucionar deudas impagadas durante décadas. Los socialistas argumentan también que parte de la deuda no correspondía al partido, al tratarse de créditos que contrajo en su momento Euskadiko Ezkerra antes de la fusión entre las dos formaciones.

El Tribunal de Cuentas ha pedido explicaciones al PSOE y a la BBK sobre este pacto, según consta en el informe que ha remitido esta semana al Congreso de los Diputados, aunque no menciona directamente la caja vasca, según informa Carlos Segovia.

Esta decisión de la caja vizcaína se une a la de la Caixa, que condonó 7,1 millones de euros al PSC en diciembre de 2004 y a la decisión del Banco Santander de perdonar al menos 12 millones de euros al PSOE el pasado mes tras 19 años de impago. El PSOE sostiene que estas entidades no le reclamaban realmente tan altos recargos porque sabían que serían renegociados.

La BBK perdona al PSOE 21 millones de euros tras cancelar una deuda impagada desde los 80


Ojo que Emilio Botín no le hace ascos a nadie:


28-11-2011
El Confidencial.com
EL GOBIERNO INDULTA AL CONSEJERO DELEGADO DEL BANCO ANTES DE DEJAR EL PODER
Santander 'refinanció' la deuda del PSOE y dio una hipoteca a Zapatero durante su mandato
Carlos Hernanz

Los casi ocho años de mandato de José Luis Rodríguez Zapatero han dado pie a que Banco Santander y PSOE hayan consolidado una relación comercial como clientes. Si en el pasado, este trato entre prestamista y deudor ya suscitó comentarios ante la opinión pública, el reciente indulto concedido el pasado viernes al consejero delegado de la entidad, Alfredo Sáenz, no ha hecho más que avivar el debate sobre la relación de intereses poco transparente que generalmente existe entre las entidades financieras y los partidos políticos.
El primer hito entre el banco y los socialistas que marcó el comienzo de la era de gobierno del presidente Zapatero fue la condonación de una deuda de 12 millones de euros que arrastraba el partido. El hecho salió a la luz en 2006 por la tarea de fiscalización que lleva a cabo el Tribunal de Cuentas para elaborar su informe sobre la financiación de los partidos políticos. Ese año, el PSOE pagó 3,8 millones de euros para cancelar un préstamo que obtuvo en 1987 y cuyos reiterados impagos y retrasos habían agigantado la bola del crédito.

El principio de la deuda se remonta a un préstamo de 1,6 millones de euros, concedido entonces a "a un tipo de interés muy elevado, del 15%, con un interés de demora del 19%", según explicó el propio Santander para justificar la cancelación de la deuda. Años después, en 1993, el banco "saneó la posición por importe del principal impagado y por 1,7 millones de euros en concepto intereses", hasta que en mayo de 2006 tuvo lugar la renegociación, por la cual el PSOE, tras dos años en el Gobierno, aceptó pagar 3,8 millones de euros para cancelar.
También por las mismas fechas, Zapatero recurrió al banco de Emilio Botín para financiar su primera inversión inmobiliaria lejos del Palacio de La Moncloa. Con la burbuja inmobiliaria aún en plena efervescencia, el presidente del Gobierno decidió comprarse una casa de veraneo en la localidad almeriense de Vera, residencia estival de otros muchos dirigentes del PSOE. El préstamo para comprar el chalet en cuestión, adquirido a un ciudadano extranjero y valorado en 440.000 euros, corrió a cargo del Banco Santander, como informó este diario.

El destino ha querido que el presidente del Gobierno haya resuelto su relación con el chalet en Almería al mismo tiempo que concluía su mandato al frente del país. Sólo cinco años después de la inversión en Vera, el dirigente socialista ha vendido su propiedad por algo menos de 300.000 euros, teniendo que asumir una pérdida de 160.000 euros, según publicó este diario el pasado mes de septiembre. El desplome del mercado inmobiliario, sobre todo el residencial de costa, hizo que tardara más de un año en deshacerse del chalet y asumiera pérdidas.
Esta última desinversión y la venta del piso que Zapatero y su mujer, Sonsoles Espinosa, tenían en el centro de León habían servido para financiar la construcción de la nueva vivienda, a las afueras de capital leonesa, que el matrimonio preparaba para su retiro tras abandonar la política. Aunque las obras del chalet están en marcha desde hace tiempo, no estará acabado para antes de un año, aunque por los planes de la familia no parece haber prisa. Al parecer, la resistencia de las hijas a dejar Madrid podrían aplazar la decisión del traslado.

Financiación y condonaciones
Durante estos ocho años de mandato socialista, la relación del Santander no ha sido la única que ha dado que hablar. También durante 2006, la entidad vizcaína BBK acordó la cancelación de una deuda de 21 millones de euros por una deuda arrastrada de mediados de los 80. Una situación similar ocurrió con los socialistas de Cataluña después de que su líder, José Montilla, diera el salto a Madrid como ministro. A finales de 2004, el PSC consiguió poner al día sus cuentas con La Caixa, operación por la que consiguió una quita de 7,1 millones de euros.
La fiscalización de las cuentas de los partidos políticos corre a cargo del Tribunal de Cuentas. Por lo general, sus informes suelen ir con un desfase de tres años. Según los datos de 2006, las deudas que tiene el PSOE con entidades financieras supera los 60 millones de euros, mientras que las arcas del PP adeudan algo más de 30 millones. Sin embargo, se desconoce la relación de los acreedores. Sólo las cajas de ahorro, por sentar a políticos en sus consejos de administración, están obligadas a detallar esta información en sus reportes anuales.
Los préstamos y condonaciones de las entidades de crédito a los partidos era un marco alegal hasta el 2007 (no había regulación sobre ella) y secreta. Ni los bancos ni las cajas tenían la obligación de declararlos. La labor de fiscalización era posible sólo con la información que los propios partidos remiten al Tribunal de Cuentas, el cual se quejado siempre de esta situación, además de por los pocos poderes de investigación y/o comprobación a su alcance, pues se limita a  constatar datos remitidos por terceros ante los que nada puede hacer.

Santander 'refinanció' la deuda del PSOE y dio una hipoteca a Zapatero durante su mandato

12-03-2012 Financiación de los partidos políticos. Poco sabemos