Una píldora de desahogo de un ciudadano corriente y moliente ante la desidia y el despilfarro institucional

19 julio 2006

Bilbao. 26 de Agosto. 20 horas. La gran sentada


Pues si. El sábado, 26 de Agosto de 2006 a las 20 horas delante del Ayuntamiento de Bilbao se llevará a cabo una sentada por una vivienda digna convocada por la Plataforma por una Vivienda Digna. Asociación apartidista de la que orgullosamente formo parte. Ya se han publicado unas cuantas entradas en esta humilde bitácora a cuenta de lo que dicta el artículo 47 de la Constitución Española. Y lo que nos queda por ver... Todo aquel que se considere afectado por este tema tan espinoso, rabioso e indignante ya sabe que día y a que hora tiene una cita ineludible. ¡Nos vemos alli!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

7 de cada 10 menores de 34 años viven aún con sus padres. Escuchado en Punto Radio jueves 20 de Julio a las 22:55. ¿Que edad has dicho que tienen los niños? (pregunta una tertuliana) 34. Joe, les da para tres carreras, dice entre risas otro tertuliano. Esto ya es lo que faltaba, no solo se jactán de lo mal que nos va la situación sino que además se permiten la risa facil y decir en antena que esa no es la noticia de la que se va a hablar mañana. Yo no quiero parecer catastrofista, ni siquiera pretendo levantar conciencias. Simplemente escribo este post porque me parece que en este pais ya se sobrepasó la raya en la que figuraba nuestra dignidad. 7 de cada 10 menores de 34 años. Solo con que los mayores de 25 y menores de 34 que permanecemos en esa situación hiciesemos algo por cambiarla provocariamos un cambio de pareceres. No nos apoyan los partidos políticos vendidos. No nos apoyan los sindicatos vendidos. No nos apoyan gran parte de los medios de comunicación, tambien partidistas y vendidos. Pero es que ya sabemos con quien va cada oveja. Los pastores de estos rebaños son bancos y partidos políticos.Mientras la sociedad en general no se sienta afectada por este mal vamos a conseguir muy poco. La solución es y a sido siempre la reivindicación, pero existen muchos medios para hacerla. Uno de ellos es la huelga. Tenemos derecho a reclamar lo que creemos justo. Otro es la acción contra el consumo de productos nacionales. Si yo no me puedo pagar una vivienda en este pais quizas tampoco deba comprarme un coche de este pais, ni viajar en una compañia aerea de este pais, ni comprar agua, vino, leche o cualquier otro producto que no sea importado. Imagino que puede parecer una tierna locura, pero yo no lo veo así. Una huelga de LA MITAD de las personas en ese margen de edades supondría unas perdidas para las arcas del estado más que importantes. El mero hecho de que solo la mitad de nosotros no compremos en Un DIA productos nacionales, ni dejemos un solo centimo en nuestro pais implica una importantisima cantidad de dinero. Y lo que es más importante de todo, el estado advertiría que no somos una masa dormida. Los partidos políticos de hoy se forjarón en el pasado desde la clandestinidad. Los partidos del mañana pueden empezar a forjarse desde aquí. Porque si yo no puedo vivir dignamente no me sirve de NADA trabajar dignamente. Porque si yo no puedo vivir dignamente no me sirve de nada que en el futuro tengamos jubilación. Porque se respete nuestro presente, nuestra dignidad y nuestros derechos, y que nadie dude que sea como sea los EXIGIREMOS. Por todo esto propongo sopesar la huelga y el Boicot temporal de productos nacionales que no muestren la solidaridad para con nosotros. Ahora quien me apoye que lo haga saber.
Necesitaba decirlo.Gracias Krollian, soy el que al final siempre te agradece lo que haces por todos desde aquí.

Krollian dijo...

Bueno. Algunos intentamos ser consecuentes con lo que pensamos e intentamos, como digo yo, pasar por los menos aros posibles. Si hay algo que me enerva es la estulticia, la estupidez, el pasotismo, el papanatismo y ser un auténtico mendrugo o borrego.
Aqui en la bitácora constato lo que la gente hace. A algunos hasta que no les afecta directamente un problema ni se molestan. Y la inmensa mayoría pasa de todo y sigue a lo suyo. De todas formas tras la transición en 1970 parece que de nuevo se repite el fenómeno del asociacionismo tras tanto individualismo. Lógico. Una persona sola logrará menos que uniéndose a otras.