Una píldora de desahogo de un ciudadano corriente y moliente ante la desidia y el despilfarro institucional

22 abril 2006

Policía Municipal de Bilbao al rescate

Imagino que si fuese una urgencia ciertas maniobras estarían del todo permitidas. Pero este hecho descrito por Raquel Bustinza no parece corresponderse con una situación de emergencia.

22-04-2006
Diario El Correo
Edición Vizcaya
Enlace
Raquel Bustinza, (Bilbao)
12.20 horas. Semáforos de la Gran Vía, a la altura de El Corte Inglés. Raquel Bustinza lo vio hace unos días. «Un coche de la Policía Municipal efectuó un giro de 180º en pleno cruce para, acto seguido, aparcar encima de la acera. Y, todo, para ponerse a charlar con otros compañeros, también estacionados encima de la acera». Sorprendida, nuestra lectora decidió dirigirse a los agentes. «‘¿Qué habría hecho usted si esa maniobra la hubiera efectuado yo?’, le pregunté. Y, tranquilamente, me respondió que me habría sancionado y que aparcaba donde le daba la gana, que tenía bula para ello. ¿Este es el ejemplo que la Policía nos da?», concluye Raquel.

Otra carta de este mismo día en la misma sección de El Mosaico de Enlace es la siguiente. No sé si le harán caso.

Enrique Pérez hace pública una propuesta para «mejorar las comunicac¡ones» en su lugar de residencia, Trapagaran. Sugiere «habilitar en la línea del metro un apeadero entre la estación de Barakaldo y Galindo, en la zona llamada Urbinaga, para enlazar con este transporte». Y justifica su idea. «Así mejoraríamos las conexiones no sólo de Trapagaran, sino de Urioste, Ortuella, Gallarta, Muskiz, etc…»

1 comentario:

evaristo dijo...

Las huestes del Liberalísimo, como puede apreciarse, son todo un dechado de prepotencia. Yo mismo, con mi nombre real, lo denuncié en la misma sección EnlaCe de El Correo, en "La Pregunta del Día", cuando se puso en cuestión el próximo cobro de servicios varios por parte de estos individuos.

A mí me ha alegrado sobremanera el globo sonda que ha metido el gobierno de ZP respecto a la función pública, en el sentido de que se eliminaría el carácter vitalicio de estos puestos. Si esto se llevara a cabo, seguramente veríamos a las fuerzas vivas del Liberalísimo comportarse de otra manera.

El que les dio el premio ese a la "eficacia", una de dos, o estaba comprado o había ingerido alguna sustancia no recomendable de ésas que le impelen al Liberalísimo a vallar parques.