Una píldora de desahogo de un ciudadano corriente y moliente ante la desidia y el despilfarro institucional

11 abril 2006

Adivina, adivinanza


No recuerdo cuanto tiempo lleva ese embudo en la Gran Vía. Sentido Sagrado Corazón. La adivinanza es ¿cuál es la razón de ser del mecionado embudo, un tanto peligroso cuando te lo encuentras la primera vez? Pues que hace falta espacio y achicar la calzada para construir... un garaje. En las vallas hay pegados carteles con el número de un teléfono móvil. Para los que piensan que es bueno empeñarse por una parcelita sólo tienen que marcar el número en cuestión ¡Suerte!

1 comentario:

kirita dijo...

hola! luego cuando hay accidentes, las administraciones competentes hablan de la velocidad, el alcohol, etc etc como causas fundamentales, pero algunos no recuerdan que la ciudad parece un ente transformado a cada instante, que una mañana te encuentras que una calle tiene dirección contraria, o está cortada, o la visibilidad de señales se reduce por obras, falta de mantenimiento, etc. eso, aunque no es fundamental, también es significativo.