Una píldora de desahogo de un ciudadano corriente y moliente ante la desidia y el despilfarro institucional

15 abril 2010

Gabinete Azkuna. Tramposos con San Ignacio y con Bilbao

Mucho buzón del ciudadano, mucha Junta de Distrito y luego engañan a los ciudadanos. Y pensar que hay gente que toma a estos personajes como si fueran un mesías. Su advenimiento se confirma cada 4 años entre otras cosas por una ciudadanía acrítica y desinformada. Mejor para ellos y peor para sus manos. Se desgastarán de tanto frotárselas.
Luego se leen comentarios como que se han quedado con el culo al aire o si estos representantes (con perdón) del ayuntamiento no debían comparecer en un juzgado...

14-4-2010
El Correo
SOLANGE VÁZQUEZ | BILBAO
Los jueces rechazaron una «maniobra» municipal para salvar el plan de Zorrozaurre
El Consistorio presentó actas del Consejo Asesor de Planeamiento «sin aprobar» al Tribunal Superior días antes de conocer la sentencia
Antes de que se conociese la sentencia que da la razón a los vecinos de la asociación El Canal en su recurso contra la modificación puntual del plan de Zorrozaurre y que lo anula debido a la falta de algunos requisitos -el más importante, la falta del preceptivo informe del Consejo Asesor de Planeamiento, un órgano consultivo de participación ciudadana-, el Ayuntamiento de Bilbao «intentó hacer ver» al Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) que había cumplido con este paso. Según han informado fuentes cercanas al caso, el 26 de marzo -cuatro días antes de que las partes implicadas fuesen informadas del fallo- envió un escrito al tribunal con las actas de la última reunión del consejo ciudadano, celebrada el día 22.
Así lo confirmó ayer el estudio jurídico Rojas y Ochoa, que asesora a la asociación de vecinos El Canal. Según explicaron, la «maniobra» municipal no surtió efecto en el Tribunal Superior, que invitó al Consistorio a atenerse «a lo dispuesto en la sentencia». La razón por la que esta documentación no sirvió para alterar el fallo -dictado el día 17 de marzo- es, a juicio del gabinete, que las actas presentadas «no estaban aprobadas». Según indicaron, las actas de las citas del Consejo Asesor de Planeamiento se aprueban en la sesión siguiente, no en la misma reunión.
En esta ocasión, los miembros de este organismo no pusieron objeciones a los planes de desarrollo urbanístico de Zorrozaurre, pero su postura no se recogió de forma 'oficial'. A pesar de ello, el Ayuntamiento envió al TSJPV un «extracto del borrador» de la cita, que dejaba fuera, entre otras cosas, «la petición de más información» al respecto por parte de algunos miembros del consejo y la respuesta que se les dio de que ya eran «unos privilegiados» por tener acceso a los datos facilitados.
Este intento por desactivar el recurso vecinal no tuvo éxito, pero evidencia, a juicio del gabinete jurídico, que el Consistorio barruntaba ya que la falta del informe del Consejo Asesor de Planeamiento podría inclinar la balanza en favor de la asociación El Canal. «Si consideraban que habían hecho las cosas bien, no tiene sentido enviar esas actas...», deslizaron.

«Artimañas»
«Han intentado meterle un gol al tribunal», resumió Txus Ureta, uno de los portavoces de la agrupación ciudadana. Según indicó, «esto está muy feo ahora que les hemos tendido una mano para iniciar un diálogo con el equipo de Gobierno». Además, destacó que pretender informar de todo el plan de Zorrozaurre «en una reunión, sin periodo de reflexión ni de alegaciones es una manera de no dejar funcionar al consejo». «A ver si aprenden de una vez la diferencia entre informar y participar», censuró Ureta, cuya asociación estudiará si presenta alegaciones a «esas supuestas actas».
Por su parte, la Federación de Asociaciones Vecinales de Bilbao criticó ayer con dureza al Ayuntamiento por «tratar de sortear la participación ciudadana con artimañas como la que el Tribunal Superior ha desenmascarado en esta ocasión». Su portavoz, Javier Muñoz, recalcó que, con esta maniobra, el Consistorio trataba de convertir el Consejo Asesor de Planeamiento en «un órgano a su servicio, de mero trámite y con escasa capacidad para emitir dictámenes y discutir en profundidad los temas que se le presentan». El mismo defecto que le ve al Consejo Cívico de la villa. Por eso, anunció que la Federación «va a estudiar seriamente la conveniencia de impugnar el funcionamiento de estos organismos».
En este sentido, fuentes del Consejo Asesor de Planeamiento admitieron ayer que, «tal y como está actualmente concebido», el organismo «no tiene sentido». «Dispone de unas competencias muy limitadas... es todo fachada. Se ha hecho porque era necesario por ley», lamentaron.

21-4-2009 Jornadas de AA.VV. de Bilbao. El Ayuntamiento sigue sin escuchar
2-4-2008 Participación Ciudadana. Hable que le escucho
5-3-2008 SOS San Ignacio