Una píldora de desahogo de un ciudadano corriente y moliente ante la desidia y el despilfarro institucional

09 abril 2010

El mayor hotel del País Vasco en Bilbao. Al 100% los 365 días del año

Y eso que las cadenas hoteleras dicen que Bilbao está saturado. Y todavía queda inaugurar el del solar del cine Coliseo Albia de la calle Alameda Urquijo.
Y en los comentarios la mayoría insistiendo en que se trata de un problema de de las vistas de los vecinos. ¿Cuándo se va a mojar el Gabinete Azkuna menos con la empresa privada y un poquito más con los que pagamos infinidad de impuestos, tasas y otras religiosas cuotas?
Creo que hace ya más de una década que al vecinito de Bilbao se le escucha menos que nada por parte de un equipo de gobierno que lleva ya desde el 4 de julio de 1999 encabezado por el infalible Iñaki Azkuna.
Bilbao ha cambiado mucho desde entonces. Ahora está mucho más enladrillado y es bastante más caro.

28-3-10
elcorreo.com
JOSU GARCÍA
Vecinos contra el mayor hotel de Euskadi
ampliación del Barceló Nervión
En pie de guerra. Un grupo de vecinos de Uribarri ha iniciado una batalla judicial para tratar de frenar el proyecto de ampliación del hotel Barceló Nervión. Ubicado al inicio del Campo Volantín, en pleno corazón de Bilbao, los propietarios del tres estrellas han puesto en marcha una complejísima intervención urbanística con el objetivo final de duplicar la superficie del que ya es el establecimiento más grande de Euskadi, con 348 habitaciones -siete más que el Ercilla-. La iniciativa empresarial cuenta con el visto bueno del Ayuntamiento e implica también al colegio religioso Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús y a los residentes en un bloque de viviendas que se encuentra emparedado entre el centro educativo y el edificio destinado al alojamiento de turistas.
Rogelio vive desde hace una década en la calle Travesía del Tivoli y es uno de los promotores de la demanda que ha sido interpuesta ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) contra el Consistorio por dar su plácet a una modificación del Plan General que resulta imprescindible para que la cuestionada operación salga adelante. Los afectados no dudan en calificar la maniobra de «pelotazo» y culpan a la institución municipal de hacer un planeamiento «a la carta» para «favorecer intereses privados, en detrimento de la ciudad».
Todas las ventanas de Rogelio miran a la parte trasera del hotel y al patio de la escuela de las monjas. «Me mude aquí hace unos años porque residir en esta zona de la villa es un privilegio», reconoce. Pero se teme que no lo será por mucho tiempo. Si los jueces no lo remedian, los dueños del Barceló Nervión podrán levantar un bloque de hasta once alturas para aumentar la capacidad del establecimiento. «Nos van a tapar las vistas, aunque lo peor es que construir un equipamiento de estas dimensiones genera muchísimos problemas de tráfico y de trasiego de gente en una calle que ya de por sí está asfixiada», lamenta el vecino.
El origen del conflicto se remonta a hace unos tres años. Según la inmobiliaria que posee la titularidad del hotel -la cadena de origen balear lo explota en régimen de alquiler-, fueron los vecinos del edificio que queda encajonado entre los terrenos del Barceló Nervión y el colegio los que pidieron buscar una solución a la situación de la parcela. «En ese momento nos pusimos a pensar en una salida imaginativa y no encontramos otra mejor que esta operación a tres bandas», explican fuentes de la firma inmobiliaria. El plan prevé derribar el inmueble y también un pabellón de las monjas. Los inquilinos serían realojados después en un bloque de nueva construcción. Las religiosas, por su parte, cederían parte de su suelo (unos 1.800 metros cuadrados) para la ampliación del tres estrellas. A cambio, los dueños del establecimiento asumirían «su papel tractor» en la actuación y financiarían los costes de edificación de las viviendas y de un polideportivo cubierto para el colegio.
En la primavera de 2007, la iniciativa se presentó en el Ayuntamiento. La modificación inicial del Plan General se llevó a pleno y recibió el apoyo unánime de todos los partidos políticos. Y todo sucedió en un tiempo récord. Al menos, así lo denuncian los vecinos afectados en su demanda: «Sólo se tardó 20 días en tramitar la propuesta, sin que hubiera rastro alguno de participación ciudadana». Posteriormente, la Comisión de Ordenación del Territorio también mostró su conformidad, con lo que el expediente regresó al Ayuntamiento para su aprobación definitiva. Algo que se produjo en la sesión plenaria de septiembre de 2009. Sólo el PP se desmarcó y no apoyó la iniciativa.

150 habitaciones más
Las cifras del proyecto llaman la atención: la zona residencial pasará a ocupar 250 metros cuadrados menos que actualmente, también perderá 2.216 metros cuadrados el colegio, mientras que el hotel ganará unos 1.800. Sobre esta superficie se levantará un bloque de 11 plantas con unos 18.000 metros cuadrados construidos. En este espacio, los promotores pretenden dar cabida a 150 nuevas habitaciones y multitud de servicios que hasta ahora eran muy escasos en el establecimiento, como las instalaciones auxiliares o el aparcamiento. En el estudio presentado por los dueños del equipamiento hotelero se destaca que «no caben actuaciones parciales» y que la intervención «tan sólo resulta económicamente viable si se modifica el planeamiento de la forma propuesta». Que es la que se ha aprobado.
La transformación de los terrenos se llevaría a cabo por fases. En primer lugar se construiría el inmueble para los realojos, que se ubicaría en la calle del Tivoli. Posteriormente se habilitaría el polideportivo y, por último, se procedería a ejecutar la ampliación del Barceló Nervión. La iniciativa, no obstante, no se activará de manera inmediata. «Es una apuesta a largo plazo», explican fuentes de la inmobiliaria. La crisis y el proceso judicial abierto van a complicar aún más el proceso. «Obviamente vamos a esperar a que se despeje el asunto en los tribunales para seguir adelante», aclararon las mismas fuentes.
La demanda interpuesta por los vecinos, que ha sido admitida a trámite por los magistrados del TSJPV, ocupa 130 folios y es muy crítica con la actuación del Consistorio. El letrado que lleva el caso enumera hasta 17 supuestas irregularidades cometidas en la tramitación del expediente. Desde que no pasó inicialmente por el consejo asesor municipal de planeamiento hasta que se han violado preceptos legales urbanísticos relacionados con la edificabilidad y las alineaciones. En muchos momentos, el abogado habla de «fraude» y llama la atención también sobre el hecho de que la operación fue respaldada «por criterios de oportunidad política». Algo que se reconoce en un informe oficial del área de Urbanismo del Ayuntamiento de Bilbao. En el mismo documento, se advierte de que el hotel, que fue construido en 1972, ya sobrepasa en dos plantas las previsiones contenidas en el Plan General, que es posterior a la edificación del inmueble.
Asimismo, los vecinos afectados dudan de que la pérdida de suelo de uso docente respete la legalidad. Y es que la normativa local prohíbe que se eliminen en la villa espacios destinados a la enseñanza. Para justificar los aproximadamente 2.000 metros cuadrados que el hotel le 'quita' al colegio religioso, el Consistorio ha tenido que recalificar un terreno de igual magnitud en Enekuri. El suelo es también de titularidad de las Esclavas del Sagrado Corazon de Jesús.
La polémica ha sorprendido a los dueños del Barceló Nervión. «Es una operación que resulta buena para la ciudad, para los inquilinos de un edificio muy deteriorado y para las monjas», afirman. «Estamos hablando de un hotel y no de vivienda. No vemos dónde está el pelotazo. Además, se crearán puestos de trabajo», advierten.

http://uribarritrauko.blogspot.com/2009/04/el-mordisco-al-barrio-del-hotel-nervion.html