Una píldora de desahogo de un ciudadano corriente y moliente ante la desidia y el despilfarro institucional

23 septiembre 2009

La alcaldía de Gallardón enerva mogollón

Vaya, vaya. Se ve que eso de pagar sin rechistar se va a acabra. Como en el famoso anuncio del detergente. Por lo menos eso pretende hacer el embajador alemán. Cansadito debía estar ya de las gracias racaudatorias de Gallardón, también conocido como el faraón.

22-9-2009
El Confidencial
El ex embajador alemán en Madrid declara la 'guerra' a Gallardón por cobrar multas de tráfico "ilegales"

Henning Wegener, ex embajador de Alemania en España, es un tipo perseverante que respeta la ley. Y, según parece, está dispuesto a llegar hasta el final para que el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, también la cumpla. Según Wegener, el "afán recaudatorio" del alcalde con las multas de tráfico, que el diplomático ha sufrido en reiteradas ocasiones, colisiona de forma flagrante con la jurisprudencia española, que prohíbe la imposición de sanciones por la vía del edicto, dada la completa "indefensión" en que queda el multado.

Wegener, que fue embajador alemán en Madrid entre 1995 y 1999, y que tras su salida de la legación diplomática se quedó a vivir en la capital, donde fundó la consultora Unkel S. L., demandó el pasado año a Ruiz-Gallardón porque el Ayuntamiento no le notificó en tiempo y forma los cuatro expedientes sancionadores contra varios vehículos de su empresa por supuestas infracciones de tráfico. Más tarde remitió una carta al alcalde, que no le respondió. Y ahora está a punto de colgar un blog en internet -multasilegales.com- para proseguir su particular cruzada contra Gallardón.

El Ayuntamiento, según Wegener, recurre a un método tan habitual como ilegal: "En los cuatro expedientes sancionadores lo único que recibimos fue una notificación por edicto, y por tanto sin posibilidad de identificar al conductor, porque el plazo ya había vencido. Se nos impuso, en cada caso, una multa de 400 euros por no identificar al conductor. Y cuando lo hicimos, mediante un escrito de alegaciones, la Concejalía no lo aceptó".

En la carta que remitió a Gallardón el pasado 23 de marzo, Wegener apelaba a varias sentencias del Tribunal Constitucional que, a su juicio, prueban que el método de notificación de multas empleado por el Ayuntamiento de Madrid es ilegal. "Antes de la publicación del edicto deberíamos haber recibido un aviso por correo, que debe ir acompañado de un impreso a rellenar por el destinatario para identificar al conductor del vehículo".

En vez de eso, el Ayuntamiento inició un procedimiento de apremio y Wegener pagó las cuatro multas, "a pesar de su evidente ilegalidad y de que el trámite judicial contencioso-administrativo aún está pendiente". La cita judicial está fijada para mayo de 2010, pero mientras tanto el diplomático seguirá acusando al alcalde, desde su blog personal a punto de nacer, de "no sentir respeto por la ley ni por el ciudadano".

El ex embajador pretende que, a través de ese blog, todos los ciudadanos que, como él, hayan sido víctimas de la voracidad recaudatoria de Gallardón, expresen su protesta para forzar al alcalde a cumplir la legalidad.