Una píldora de desahogo de un ciudadano corriente y moliente ante la desidia y el despilfarro institucional

03 febrero 2013

El Gran Hermano de 2013 tiene barba. Se llama M.R.


Decenas y decenas de periodistas en una supuesta comparecencia sin derecho a preguntar y cámaras enfocando a un monitor. Esta monarquía bananera no es de pandereta. Ya somos modernos y tenemos monitores para que nos creamos todo lo que se nos diga por parte de un mandado.

Periodistas extranjeros no daban crédito a lo que sucedió ayer en la calle Génova. En el número 13, donde se encuentra la sede de esa gran empresa llamada Partido popular, el máximo representante de ese partido político aseguraba que presentaría su declaración de la renta para probar su honor.

La tomadura de pelo adquirió tintes de esperpento cuando el señor Mariano Rajoy afirmó que como Registrador de la Propiedad podría ganar más dinero que en política. Ahora ya sabemos que para gente de este perfil, convertir la política en una pantomima es una profesión muy seria.

Por cierto ahí van unos titulares:


20 preguntas sobre el 'caso Bárcenas' que Rajoy no nos ha dejado hacerle
Confesiones de un militante.El Partido Popular desde dentro.
Mariano Rajoy incumplió la ley si cobró del PP mientras era ministro
El inútil Tribunal de Cuentas
Rajoy es el dirigente que más veces aparece en las cuentas de Bárcenas, y el segundo que más cobró


Francamente: vergüenza ajena, cobardía y ridículo internacional son algunas de las cosas que se nos vienen a la cabeza.

Información en 20 minutos del 2 de febrero de 2013:

Nuestra compañera Sara Ríos nos envía otra imagen de la sala de prensa. Los periodistas deberán ver el discurso de Rajoy a través de una pantalla. Mientras tanto, en Twitter aumentan las quejas con el hashtag #RajoyNoContesta