Una píldora de desahogo de un ciudadano corriente y moliente ante la desidia y el despilfarro institucional

07 septiembre 2012

Vivienda accesible ¿es posible?

Cuando se vende una vivienda por el triple de lo que costó. Cuando con un salario normal no llega para acceder a una necesidad básica. Cuando se producen más de 500 desahucios al día…

Y en Cataluña planean construir 6 parques temáticos. Construir o arreglar colegios públicos, hospitales o transporte, invertir en energías renovables y todas esas minucias ¿a quién importan?

24-06-2011
www.invertia.com
¿Cuánto tendrían que costar los pisos para ajustarse a nuestros salarios?

El salario de un individuo es un factor determinante a la hora de adquirir una vivienda. Así, los expertos recomiendan que el precio máximo de un piso no sea superior a 2,5 ó 3 veces los ingresos brutos anuales de una persona. En España es imposible que este paradigma se cumpla. En 9 de las 17 CC AA, los precios de los pisos están más de un 200% por encima de esa norma. Cataluña y Madrid se llevan la palma con incrementos del 408% y del 335%, respectivamente.

Según la encuesta de estructura salarial publicada el pasado miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el sueldo medio en España se situó en 22.511 euros durante 2009. En el supuesto de que un español medio quisiese comprarse un piso, no debería pagar por él más de tres veces sus ingresos brutos, es decir, que el precio de su futura vivienda tendría que rondar los 67.500 euros.
Sin embargo para este español medio, llamémosle Juan Haldudo, encontrar un piso a ese precio sería una ardua tarea. Ese mismo año, el precio medio nominal de la vivienda en el país alcanzó los 255.800 euros, de acuerdo con las cifras de Sociedad de Tasación.
Es decir, que Haldudo tendría que pagar un 278% más, un extra de 188.000 euros, de lo que aconsejan los expertos para poder adquirir una casa (siempre refiriéndose a datos estadísticos generales, ya que los precios de lo pisos pueden variar en función del tamaño, la ubicación, etc.). O lo que es lo mismo, para pagar ese piso Haldudo debería destinar de forma integra casi 11,4 veces el salario de un año.

La desilusión o indignación de Haldudo iría en aumento al comprobar que tampoco trasladarse a otra región solucionaría su problema con la vivienda. En todas las CC AA, los precios de los pisos superan con creces el parámetro de tres veces ingresos brutos para adquirir una casa. En 9 de las 17, el valor las viviendas está más de un 200% por encima de esa norma.
En el País Vasco, la comunidad con salario medio más alto en 2009 con 26.162 euros, se necesitarían cerca de 11,7 veces el total de suelo para comprar una casa porque el precio medio de las viviendas en esta comunidad rondó los 307.700 euros ese año.

Donde menos ingresos brutos habría que destinar para adquirir una casa es en la Región de Murcia. Aquí, el sueldo medio fue de 20.430 euros frente al coste medio de 148.000 euros de la vivienda. Le sigue en este orden Extremadura, Asturias y Galicia con cifras inferiores al 200%. Cataluña y Madrid esta relación se dispara hasta registrar el 408% y el 335%, respectivamente.
El director del Servicio de Estudios del Instituto de Estudios Económicos (IEE), Gregorio Izquierdo, cree que otra referencia que vincula salarios y valor de las viviendas es el esfuerzo financiero. “Para saber si los precios de las viviendas son caros o baratos se utilizan muchos indicadores, pero la experiencia indica que el vinculado al esfuerzo financiero es el más significativo”, recalca.
Este parámetro recoge los cambios en los tipos de interés, la renta de los hogares, el precio de la vivienda y el plazo al que se dan los créditos hipotecarios. Un resultado por encima del 40% señala que los precios son elevados, mientras que por debajo del 30% son baratos.
En 2009 cuando aún existía la deducción por vivienda habitual, el esfuerzo financiero excluidas las deducciones fue del 34,6%, frente al 28% de las que sí incluían la deducción.

LAS OFERTAS DE LA BANCA
En este contexto, Juan Haldudo necesitaría compartir el desembolso por la compra de un piso con su pareja. También podría estudiar las agresivas ofertas de pisos que están lanzando las entidades financieras. Un ejemplo es la propuesta que Servihabitat, firma de servicios inmobiliario de La Caixa, comunicó hace dos semanas.
La compañía ha puesto en marcha una campaña que afecta a 1.300 inmuebles y cuyo precio ronda los 60.000 euros, cuantía que sí encajaría con las posibilidades de Haldudo. El único inconveniente es que la propuesta se refiere sólo a viviendas vacacionales en pueblos de interior, costa o montaña.

http://www.invertia.com/noticias/articulo-final.asp?idNoticia=2537356