Una píldora de desahogo de un ciudadano corriente y moliente ante la desidia y el despilfarro institucional

02 octubre 2010

Julio Ibarra, el campechano

Prefiero no hacer ningún comentario. Creemos que la lectura de la noticia es bastante descriptiva.

2-10-2010
El Correo
Edición Impresa
JOSÉ DOMÍNGUEZ BILBAO
Metro Bilbao denuncia por lo penal a Julio Ibarra por el incendio de su sede
El siniestro causó hace dos años destrozos por más de 500.000 euros y la entidad cree que cometió un delito de daños por imprudencia
Julio Ibarra se enfrenta a una querella criminal por su presunta responsabilidad directa en el incendio que se produjo en el despacho que ocupaba en las oficinas centrales de Metro Bilbao, en la calle Navarra de la capital vizcaína, durante la noche del 4 al 5 de junio de 2008. Las llamas se extendieron por la quinta planta del edificio causando unos daños materiales valorados en más de medio millón de euros. A juicio de la dirección de la entidad gestora del suburbano, los hechos podrían ser constitutivos de un delito de daños por imprudencia, «previsto y penado en el artículo 267 del Código Penal».
Éste es uno de los temas que salió ayer a colación en el consejo de administración que celebró la empresa pública de transporte. Como informó este periódico hace unos días, el ex director de comunicación cobrará 80.000 euros de indemnización después de que el Juzgado de lo Social número 3 de Bilbao declarase improcedente su despido. «Vamos a intentar recuperar todo lo posible de ese dinero a través de esta denuncia», afirman los responsables del metro.
Aunque ya han pasado más de dos años desde el siniestro, las mismas fuentes subrayaron que este tipo de delitos no prescribe hasta los tres, «con lo que todavía estamos a tiempo». Por eso decidieron interponer, el pasado 13 de septiembre, la citada querella criminal en el Juzgado de Instrucción número 7 de la villa. La defensa de los intereses de Metro Bilbao en este caso ha sido encomendada a un «prestigioso» despacho de abogados penalistas de Bilbao, aunque la querella todavía no ha sido admitida a trámite por el juez.

Prohibición de fumar
Este bufete considera que hay grandes posibilidades de obtener una sentencia favorable una vez analizada detenidamente la cronología de los hechos. El fuego se declaró pocos minutos después de pasada la medianoche, pero un documento interno de Metro Bilbao al que ha tenido acceso EL CORREO revela que apenas dos horas antes había accedido a su despacho el propio Ibarra, acompañado por una mujer «ajena a la empresa».
El origen del incendio se localizó en el interior de la papelera de la oficina del ex director de comunicación y la fuente de ignición fue una «energía térmica en forma de brasa o incandescencia». Un informe técnico elaborado por el gabinete pericial Synthesis concluye que la causa más probable del fuego es que se arrojase una colilla mal apagada, «por ejemplo, al vaciar un cenicero».
La dirección de Metro Bilbao calificó ayer de «negligencia» la presunta autoría de Julio Ibarra en este incendio. Y criticó duramente su comportamiento. «Estaba utilizando las oficinas de la entidad a una hora extemporánea e infringiendo la prohibición de fumar imperante en todas las instalaciones», le recriminaron.
También afearon su conducta por abandonar el edificio con su acompañante «sin un mínimo de diligencia». Es más, las mismas fuentes subrayaron que el ex presentador de ETB vulneró «toda norma objetiva de cuidado, exigible a cualquier persona y más al señor Ibarra, que entonces era el director de comunicación y marketing, así como el responsable de la seguridad de las personas e instalaciones de Metro Bilbao».
Por último, la entidad insistió en la elevada cuantía que ha exigido la reparación de los daños causados por el siniestro, más de medio millón de euros. Y recordó que parte de esa inversión tuvo que ser abonada por la aseguradora del inmueble.

28-09-2010 Privilegios de señorito. Y la crisis ahí fuera