Una píldora de desahogo de un ciudadano corriente y moliente ante la desidia y el despilfarro institucional

09 junio 2009

Afán recaudatorio insaciable y ridículo

Flagrante atropello al sufrido ciudadano. El afán recaudatorio no tiene límites y el gabinete Azkuna sigue con su impasible ademán. En algún lugar leí que lo que tenían que hacer los vecinos era pintar la raya de blanco o borrarla y pasar la factura al consistorio bilbaíno.
La verdad es que uno se queda asustado de lo que es un fiel reflejo de la maquinaria recaudatoria. Insaciable e inhumana. Estúpida y escandalosa.
Menos mal que aún la solidaridad está presente y evita situaciones indignas y vergonzantes.
La gente está empezando a hartarse.
A lo mejor algún día alguien pierde la calma producto de la impotencia e indefensión.
Gracias por el esfuerzo. Viva la defensa bilbaína del ciudadano.

VECINOS DE ZURBARAN 1 - GABINETE AZKUNA 0

4-6-2009
20 minutos
MANUEL ROMERO
Vecinos impiden en dos ocasiones que la grúa se lleve un vehículo aparcado
Se enfrentaron a la Policía Municipal y a la grúa ante lo que consideraban una "injusticia".
Varios vecinos de Zurbaran impidieron ayer, hasta en dos ocasiones, que la grúa municipal se llevara un coche aparcado tras una línea amarilla, pero que, según su testimonio, ha quedado "obsoleta" y ya no tiene "ningún valor".
La raya en cuestión se pintó, dicen los residentes, en la calle Doctor Alberca para colocar unos contenedores de manera temporal, durante unas obras.
Finalizados estos trabajos y devueltos los contenedores a su lugar original, la raya amarilla quedó pintada en el lugar.
Pero la Guardia urbana, que trasladó a la calle hasta cuatro agentes al mismo tiempo, quiso actuar conforme a la ley de tráfico.
Los vecinos, sin embargo, lograron persuadir, primero, al conductor de la grúa que acudió a retirar el vehículo.
Después, los agentes fueron a la calle y volvieron a solicitar la grúa, pero los residentes, una vez más, consiguieron convencerles.

Imagen: R.B.