Una píldora de desahogo de un ciudadano corriente y moliente ante la desidia y el despilfarro institucional

26 septiembre 2008

Una moto la aparcas donde quieras

El título de esta entrada es lo que me dijo un policía municipal, cuando le comentaba que a veces era difícil aparcar en Bilbao incluso para una moto.
Yo cuando voy a Deusto y aparco cerca de la plaza San Pedro al llegar a la altura de la parada de taxis me subo a la acera para poder aparcar en las dos únicas plazas en la que se convierte el amplio, ejem, aparcamiento para motos que se encuentra más arriba.
Si al menos los coches aparcaran un poco más alejados de la acera, aunque subiésemos por ella, podríamos dejar las motos aparcadas en batería.
Sólo quiero terminar diciendo que nadie salga diciendo que la moto se puede estacionar entre dos coches en un hueco de medio metro.
Cuando la moto está tocada o tirada suele ser por que alguien la ha golpeado y en tan escaso espacio es lo normal que suceda.
Yo nunca lo hago pues es una faena para todos.
Ahí dejo la foto testigo de la situación descrita.