Una píldora de desahogo de un ciudadano corriente y moliente ante la desidia y el despilfarro institucional

13 junio 2008

30.000 euros al día en multas. Pongan más bolardos


30.000 euros al día. 52 semanas al año sólo teniendo en cuenta 5 días (sin sábados ni domingos) de cada semana hacen un total de 7.800.000. Para los que aún piensan en pesetas: 1.297.810.800. Ahí queda eso.
¿Cómo no se van a afanar en peatonalizar y ensanchar aceras? Hay que ser “productivos”. Y sólo hablamos de Policía Municipal.
Si a esto sumamos que en Bilbao hay 39.634 parcelas de superficie para los 130.000 vehículos censados ya tenemos una bonita situación para dar servicio al ciudadano. Al final va a haber más aparacmientos subterráneos a un justiprecio que calzada.
Y para rematar como señalé en su día hay demasiados bolardos y mal situados. La consecuencia es que en una eventual emergencia bomberos, ambulancia, policía y demás servicios urgentes pasan más apuros de los necesarios.
A ver si alguien hace caso al dicho aquel: ¡Las calles no son de goma! Si reducimos la calzada no pueden circular el mismo número de vehículos. A ver si desde que vimos Barrio Sésamo cuando explicaban de aquella manera tan divertida la diferencia entre cerca, lejos y arriba o abajo algunos no aprendieron nada.
Bueno. Lo cierto es que tampoco las famosas marionetas del autor de Los Fraguel hablaban de multas y aparcamientos, ni los pingües beneficios que en la manera de aplicarlos se obtienen.

30-11-2006 Bolardos de Bilbao

12-6-2008
Diario 20 minutos
Edición Bilbao
MANUEL ROMERO
La huelga de multas nos evita pagar 30.000 euros al día en Bilbao

Las policías locales vascas han atacado a los ayuntamientos dónde más les duele: en el bolsillo. Sólo en Bilbao, el consistorio ha dejado de ingresar unos 30.000 euros por las sanciones de tráfico que la Policía local ha dejado de poner durante cada una de las tres jornadas en las que ha celebrado una huelga de multas caídas.
Según el cálculo de la guardia urbana de Bilbao, los agentes han dejado de imponer alrededor del 90% de las 700 sanciones que, de media, ponen un día cualquiera en estas fechas.
Es decir, las arcas municipales han dejado de recaudar los importes de unas 630 multas. O, lo que es lo mismo, cada infractor se ha ahorrado una media de 47 euros por sanción.
Durante estas jornadas, han hecho la vista gorda al aparcamiento en doble fila, el saltarse un semáforo o cuestiones similares, siempre que no sean infracciones que supongan un verdadero perjuicio para el resto de los ciudadanos.
"Las multas de tráfico son la principal arma recaudatoria de los ayuntamientos", reconoce un agente bilbaíno, consciente de la sangría que supone para las arcas municipales.
Inmersos en una protesta para que equiparen sus salarios con el resto de cuerpos de seguridad, los 3.000 agentes de las 78 policías municipales vascas han celebrado, de forma conjunta, dos jornadas de reflexión, la denominación oficial de la protesta, ya que los cuerpos policiales no pueden efectuar huelgas. Fueron los días 16 y 30 de mayo.

Este viernes no harán huelga
Después, los agentes de cada territorio han llevado a cabo, por separado, una jornada más de multas caídas; el 9 de junio en Álava, el 10 en Guipúzcoa y el 11 en Vizcaya. Las policías de los tres territorios tenían intención de volver a efectuar otra huelga conjunta este viernes. Pero, han suspendido la convocatoria. Eudel, la asociación de municipios vascos, la ha citado a una reunión el próximo martes. "Los ayuntamientos quieren solucionar el problema sea como sea", creen los policías.
Como "gesto de buena voluntad", han suspendido la huelga de hoy. Si no hay acuerdo, han previsto otras tres jornadas de reflexión para la próxima semana.

13-6-2008
Diario El Correo
Edición Vizcaya
TERESA ABAJO
El PSE denuncia que los bolardos cierran el paso a los Bomberos

Presenta una lista de lugares de Bilbao «prácticamente inaccesibles» para los vehículos de emergencias
El grupo socialista en el Ayuntamiento de Bilbao presentó ayer un mapa de puntos concretos de la ciudad que han quedado «prácticamente inaccesibles» para los vehículos de emergencia por la instalación «indiscriminada y sin sentido» de bolardos y el estrechamiento de algunas calles. El concejal Txema Oleaga, que llevará al próximo pleno una iniciativa sobre este asunto, asegura que en las últimas semanas se han hecho evidentes estos obstáculos en dos casos concretos.
Uno de ellos ocurrió en la calle Askao, donde «un bombero tuvo que romper los bolardos con una maza para que el camión pudiese pasar». En Irala, otro vehículo «no podía acceder por Machón y tuvo que dar la vuelta por Zabalburu con la consiguiente pérdida de tiempo». Aunque ninguno de estos episodios tuvo consecuencias graves, los socialistas consideran «urgente» modificar estas barreras en puntos como las esquinas de Licenciado Poza y García Rivero, General Concha y Machín, Esperanto, Serante y Sollube, Ávila y Labayru, Ménendez Pelayo y Fica, Uribarri y Travesía Ciudad Jardín, y General Eguía, Pérez Galdós y Manuel Allende.
En el pleno convocado para el miércoles se debatirá también la situación de las zonas de carga y descarga, que «no están bien diseñadas para la función que deben cumplir ni bien vigiladas por la Policía Municipal». Oleaga, que se hace eco «de las quejas de asociaciones de comerciantes y mercados municipales», considera que estos espacios deberían haberse adaptado a los cambios que ha experimentado la ciudad con la peatonalización de calles, modificación del sentido de circulación y traslado de empresas.
También en este caso los socialistas manejan un mapa en el que destacan los mercados de Irala, San Ignacio y Labayru, las calles Gordoniz y Camino Villabaso de Rekalde, el entorno de Colón de Larreátegui y varias calles de Deusto. «Cuando llega el transportista, se encuentra con que el área está ocupada por un vehículo particular o lejos de la zona a la que debe acceder, por lo que prolonga su estancia», dice el portavoz del PSE. Por ello reclama una reordenación de las zonas de carga y descarga «de común acuerdo con las asociaciones de comerciantes y los mercados».

24-9-2007 La oficialidad sin multas recorre la ciudad