Una píldora de desahogo de un ciudadano corriente y moliente ante la desidia y el despilfarro institucional

05 noviembre 2013

Pequeño comercio y avaricia

Otro caso más de pequeño comercio que es obligado a abandonar.

Calle Ledesma. Propietario de varias lonjas decide que arrendatario se vaya a tomar viento. Supongo que eso o que le pague por el uso del local mucho más dinero.
Hay una guerra en el centro de Bilbao. La guerra es de tiendas contra terrazas de bar. Van ganando las terrazas de bar. Hay aceras que se ensanchan para eso. Y para dejar un senderito para que por esas aceras vecinos y transeúntes circulen como puedan.

Los propietarios están en su perfecto derecho de hacer lo que quieran con sus propiedades. Supongo que habrá casos de familias que por no pagar 100 cochinos euros más, habrán tenido que echar la persiana y dejar la actividades que les daba de comer.

¿Cuántas lonjas hay cerradas en calles principales y no tan principales de Bilbao? ¿Cuántos meses o años prefiere tenerlas cerradas el propietario por exigir unos euros más a su arrendatario?
Supongo que este tipo de gente son los que funcionan con el mismo criterio de aquellos que tienen 8 pistos y mientras tanto hay 8 familias en la calle.

En este caso concreto estamos de “suerte”. El negocio se va a otro lugar después de varias décadas en Bilbao. Esperemos que donde vaya, sobreviva. La lonja pasa a ser ampliación de bar. Con su ampliación de terraza, supongo.

Aquella idea de que Bilbao es para ricos se confirma. El centro (y no solo el centro) actúa de centrifugadora y expulsa a quien no puede pagar unos dineros que hasta hace bien poco servían a quien ya mucho tenía.

Sálvese quien pueda. Yo soy más rico. Vosotros mucho más pobres. Me gustaría pensar que hay propietarios con alma. De esos que no son una saca de dinero andante. Calidad humana lo llaman.

La codicia extrema sólo trae la ruina. Siempre.

6 comentarios:

Laiene Etxebarria Abina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Laiene Etxebarria Abina dijo...

Di no a las grandes multinacionales, firma en apoyo a los comercios pequeños! Divulga esta petición dirigida al ayuntamiento si estas de acuerdo con la iniciativa

NO a la apertura de Starbucks

http://chn.ge/1eZ9WVa

krollian dijo...

Laiene:

Bajo el mandato del partido que representa la concejala se inauguró el OpenCor en Bilbao, se abrirá el Mercadona y se construyeron varios parques comerciales.
Además de querer abrir en festivos y ampliar horario comercial.

http://elciudadanocabreao.blogspot.com.es/2011/01/azkuna-no-es-ahorrador-compra-en.html

Laiene Etxebarria Abina dijo...

Las empresas que has mencionado no dejan de ser nacionales, nada en comparación a la multinacional estadounidense Starbucks. El dinero que se gaste en este establecimiento va a parar a América y no ayuda a activar la economía local, más bien todo lo contrario hace que ella dependa de factores externos y distantes a Bilbao, Bizkaia, Euskadi o España. En el mundo en el que vivimos hoy no podemos cerrar los ojos ante el innegable fenómeno de la globalización. La única reacción a esta estandarización en la que vivimos hoy no deja de ser el apoyo a lo local, que puedes verlo como provincial o estatal. Yo de cualquier forma sigo muy firme en mi postura contra el americanismo, porque no me gusta el hecho de que todas las capitales del mundo sean ciudades un copia y pega y apuesto por la diversidad y la variedad en el lugar que vivo, Bilbao, Euskadi. Agradezco tu respuesta sincera y quería aprovechar para decir que me gustan mucho las críticas que haces, pero una postura tan realista y escéptica no creo que vaya a promover el cambio. Además qué mejor forma que citar una declaración propia de la Concejala para apoyar tu argumento y criticar cualquier acción que pueda tomar el ayuntamiento en contra de esta declaración unilateral. El propósito de mi petición es precisamente una crítica o un toque de atención ,como lo quieras ver, para decir que acciones como la apertura de un Starbucks no van acorde con los valores que defendemos en Bilbao y choca frontalmente con las iniciativas que se implementan a favor de los comercios pequeños.

krollian dijo...

Laiene:

El Corte Inglés y otra serie de marcas “españolas” fabrican sus prendas en Bangladesh.

Murieron allí 1.127 trabajadores y trabajadoras. Después de un año ECI, Inditex y Mango no han pagado ni un céntimo a nadie en el mayor siniestro laboral de la historia.

Compramos pimientos de Marruecos y Manzanas de Chile. Los grupos de consumo de proximidad son lo opuesto.

Ser realista y escéptico ¿no ayuda?

Veamos.
Con salarios paupérrimos nadie va a consumir.
Ampliar los horarios y días de horario comercial en nombre de la libertad es otra chufa más de intenso corte capitalista.

¿Nos acordamos cuando se recibió con todos los parabienes a Megapark? ¿Cuánto dinero público se ha invertido ahí? ¿Cuánto cobran ahora los trabajadores y trabajadoras de las tiendas que quedan abiertas? ¿Qué condiciones laborales tienen?

Una tienda pequeña no puede competir en igualdad de condiciones con una franquicia. Nunca. Venderán lo mismo o menos, consumiendo más recursos, tiempo y dinero ¿A quién van a contratar?

Me pregunto ¿a más tiendas y mayor horario comercial, me crece mas dinero en el bolsillo?

Los trozos del pastel llega un momento que no llegan para mantener un negocio pequeño. Que una franquicia pierda en Bilbao y gane en Málaga, lo mismo le da. Por cierto ¿en qué condiciones trabajan en esa franquicia?

Lo de la conciliación familiar es una mala broma.

Empezamos mal, cuando el horario solar no es ni el que nos corresponde. Pregunte al difunto Francisco Franco cuando impuso el huso horario de Alemania.

Además las jornadas laborales en España son absurdas ¿A qué hora llegan los padres a su casa para ver a sus hijos?

¿Dónde se planifican las zonas industriales? ¿Es de recibo que no haya transporte público para acceder a ellas?

En fin. Este es un tema infinito. Pero lo claro es que aumentar la precariedad laboral no va a salvar a nadie. Que yo cobre un 15% menos de 800 euros no es la misma reducción de alguien que cobra 1.500.

Y 2 asuntos para finalizar. La estafa inmobiliaria. Tanto de vivienda vacía mientras hay familias en la calle, como en locales comerciales.
Que alguien pretenda hacerse de oro especulando con una lonja comercial o con la vivienda (que es más grave aún) no contribuye a generar riqueza ni paz social, salvo una extrema placidez y abundante renta en manos de unos pocos.

Laiene Etxebarria Abina dijo...

Soy perfectamente consciente de que en tragedias como las de Bangladesh las grandes multinacionales parecen siempre salirse de rositas ante la ley.
También sé que la elección de países para abrir sus fábricas no es aleatoria, sino más bien un ruin aprovechamiento de aquellos lugares que no tienen materias desarrolladas sobre derechos y condiciones laborales. Es más yo hablaría de violación de los Derechos Humanos, ya que aunque formalmente ratificados los Derechos Humanos no han sido respetados.
También soy consciente de que el fondo creado para reunir el dinero se cerró bajo mínimos, muy lejos de los 29 millones de euros que se calculan como necesarios y que por mucho que la mitad de las empresas se comprometieran a pagar, ese dinero nunca llego. Además, las cantidades aportadas por marcas españolas como Benetton o Carrefour, Inditex, El Corte Inglés o Mango no se publicaron. Es triste ver como el dinero se interpone ante vidas humanas. Sin tener que ir tan lejos aquí también se sufren injusticias, como bien has dicho, en el ámbito laboral.
Mencionas muchos otros problemas, cuya preocupación comparto y me alegra enormemente que este tipo de asuntos sean tratados y criticados en páginas y blogs como el tuyo. Espero que sepas que muchas de estas quejas son compartidas por organizaciones, como en el caso del horario español http://www.horariosenespana.es/manifiesto/firma.php y que apoyes este tipo de iniciativas, porque es la única forma de crear un impacto legal y conseguir el cambio.
Has mencionado la desigualdad de los comercios pequeños frente a grandes multinacionales. Mi petición les acusa de destruir la diversidad, gracias a campañas fuertes de marketing que consiguen controlar el gusto de los consumidores. Acepto que estas acciones sean llevadas a cabo por empresas privadas, porque el beneficio económico es su único fin. Lo que no tolero es que una entidad local, como es el ayuntamiento una institución pública apoye a estas frente al comercio pequeño, porque esto último no deja de ser lo que activa la economía local y lo que beneficia a nuestra ciudadanía y no las empresas extranjeras.
Podríamos pasarnos horas creando una lista interminable de críticas hacia errores cometidos por las instituciones, pero tan o más importante que eso es preservar aquellas políticas que nos apoyan. Nunca ha habido ningún establecimiento de Starbucks en toda Euskadi y yo sigo creyendo que la denegación a este tipo de grandes multinacionales, cuyo objetivo es conseguir el monopolio de un producto es y siempre será la mejor vía para apoyar la diversidad y el comercio justo entre pequeños comercios.