Una píldora de desahogo de un ciudadano corriente y moliente ante la desidia y el despilfarro institucional

06 junio 2012

Bajando y subiendo el monte en vehículo de dos ruedas

Estos días vienen publicándose diferentes noticias acerca de la siniestralidad de la carretera de Santo Domingo.

A mi, como conductor casi obligado a hacer uso de ella, para poder repostar combustible y siendo usuario de un ciclomotor, he de decir que el exceso de velocidad de algunos usuarios de dicha vía es evidente, pues tanto al bajar como al subir el alto, y reducirse la calzada a un solo carril, literalmente te juegas el tipo. Todavía no he llegado a tener que parar en el carril que debe ceder el paso, pero todo llegará.
Y es que hay gente que no te da opción. Están a 200 metros o más de distancia pero lo mismo da. Sus vehículos tienen una capacidad de aceleración demostradísima.

Por cierto. Lo de desmontar las gasolineras urbanas tiene su guasa, porque con las de Bilbao, (Plaza Ernesto Ercoreca y Gordóniz) pasa una cosa muy curiosa. A veces pasas delante de ellas y no sabes si están abiertas o cerradas y al final, no las tienes en cuenta.
Tenemos la de la carretera Bilbao - Galdácano en Bolueta. Esta sí que es de fiar.

En fin. Me gustaría que en los comentarios, alguien me informara acerca de mas gasolineras, que no sean de garaje. Y es que al final, para repostar has de cruzar Bilbao de punta a punta o jugarte el tipo subiendo y bajando el monte. En Enécuri no es tan peligroso como en Santo Domingo. Lo malo es que luego a lo largo de la carretera de Archanda estamos en las mismas. Con curvas peligrosas da gusto ver a tu espalda un coche que te chupa la rueda trasera. Y no sabes si mirar a la carretera o al cafre en potencia por el retrovisor para apartarte al arcén y así dejarle pasar porque tiene mucha prisa.

La foto es de ese hombre que parece tener el don de la ubicuidad, Luis Calabor.


El Correo
18-5-2012
OCTAVIO IGEA
oigea@elcorreo.com
BILBAO
Santo Domingo suma más de 364 accidentes y tres muertos en 6 años
Desdoblar la carretera cuesta 31 millones según la Diputación, que ha aplazado el proyecto 'sine die' pese a llevar años pendiente

Primero fueron tres de las seis carreteras radiales proyectadas para vertebrar Bizkaia y ahora el desdoblamiento del alto de Santo Domingo. La diputada de Transportes, Itziar Garamendi, anunció ayer que el proyecto para remodelar uno de los principales accesos a Bilbao por el norte tendrá que esperar tiempos mejores pese a ser una obra que lleva años pendiente. Los trabajos a realizar, que quedaban completamente definidos hace pocos días, requerirían una inversión de unos 31 millones de euros a las arcas forales y buscaban transformar uno de los mayores puntos negros de la red viaria del territorio: en los últimos 6 años suma más de 364 accidentes y tres muertos.
Del desdoblamiento de Santo Domingo comenzó a hablarse en 2006, y ese mismo año fue catalogado como prioritario por las Juntas Generales para mejorar la seguridad en el alto. «Tenemos el proyecto preparado, hemos adelantado trabajo para hacer la obra cuando sea oportuno y no tiene que ser inmediatamente», señaló Garamendi en la comisión de Transporte celebrada ayer, respondiendo a una pregunta realizada por el PP.
En todo caso, la diputada aseguró que, a su juicio, la obra no contribuirá a a disminuir los accidentes en la zona, ya que «son consecuencia de no respetar los límites de velocidad». Por eso avanzó que, mientras llega la reforma, el Gobierno foral va a solicitar que se instalen nuevos radares en la zona. Concretamente, en los tramos Otxarkoaga-Ibarsusi y Derio-Galbarriartu «en ambos sentidos de circulación». También se construirá una rotonda que frenará el tránsito desde el Txorierri y eliminará los desvíos hacia Artxanda. «Hay gente que está falleciendo, no es de recibo atrasar más este proyecto. Que un coche invada el carril contrario no siempre tiene que ver con la velocidad; en Santo Domingo hay curvas mal trazadas», lamentó el apoderado popular Jesús Isasi.

4,5 kilómetros
Según los datos aportados por el Ayuntamiento de Bilbao, solo en los 4,5 kilómetros del tramo que ocupan terrenos municipales se han registrado una media de 72 siniestros en los últimos cinco años. A las dos víctimas mortales (2008 y 2010) contabilizadas por la Policía Municipal en la zona debe añadirse el fallecimiento más reciente. Hace menos de un mes una mujer de 41 años perdía la vida en el descenso hacia Derio. En todo este periodo, los Bomberos de la villa realizaron además doce desencarcelaciones.
Si no hay cambios antes de que se retome el proyecto de desdoblamiento, la carretera de Santo Domingo se mejorará de una sola acometida, y no en dos fases como se preveía inicialmente. El trazado pasará a tener dos carriles en cada sentido y se instalará una separación física más efectiva que la actual para distanciar los vehículos que suben y los que bajan.