Una píldora de desahogo de un ciudadano corriente y moliente ante la desidia y el despilfarro institucional

15 febrero 2010

Enhorabuena Alex

Me gusta la gente que llama a las cosas por su nombre.