Una píldora de desahogo de un ciudadano corriente y moliente ante la desidia y el despilfarro institucional

17 febrero 2009

Crisis. Vino de repente

Estamos en elecciones, amiguitos. Mientras se discute sobre el sexo de los ángeles y se pierde el tiempo sin llamar a las cosas por su nombre, otros nombran a las cosas con sustantivos y adjetivos intentando acertar.
¿Despilfarra usted el dinero que le cuesta el sudor de su frente ganar? ¿No? Pues incontables instituciones ya lo hacen por usted. Pero ese malgasto es con parte del dinero que usted paga vía impuestos, tasas y fiscalidades varias.
A ver cuando llega el día 2 de marzo y tenemos 12 canales en ETB por lo menos...
Francamente ¿quién representa al currante? ¡Qué indignación y tomadura de pelo es esta partitocracia y pertinaz poltronismo!
Confío que al menos un 5% de la gente sea consecuente y vote (si es que asi lo desea) con quien cree que le representa.
Yo es que tengo un defecto social. No tengo la virtud de atraer o tratar con estómagos agradecidos. No tendría estómago (nunca mejor dicho) para soportarlo.

16-2-2009
elconfidencial.com
Roberto Centeno
El diagnóstico del gobernador o la paja en el ojo ajeno
¡A buenas horas un diagnóstico de crisis, D. Miguel Ángel! Han transcurridos dos años desde que nuestra economía, con unos desequilibrios insostenibles, iniciara su punto de inflexión. No hacía falta ser premio Nobel de Economía, para darse cuenta entonces de que aquello iba a estallar. Y sin embargo D. Miguel Ángel y el Banco de España, otrora independiente, y hoy al servicio del Gobierno más inicuo –engaña a los más débiles, diciendo que no dejará a nadie en la cuneta, cuando hay casi dos millones en ella, sin  prestación ni subvención alguna- e incompetente de que se tiene memoria, no han parado de mentirnos masivamente, una vez, y otra, y otra más, negando las evidencias, suministrando datos y proyecciones falsas, y ayudando con mentiras como catedrales al Sr. Zapatero a ganar las elecciones. Y ahora nos sale con un diagnóstico increíblemente sesgado, donde  resulta que la clave de la salida de la crisis está en la reforma del mercado laboral, ineficiente, sin duda, pero muchísimo menos que el mercado financiero, infinitamente más importante,  cuyo 54% esta controlado por políticos y caciques locales, que no estarían ni de botones en la banca privada, y que lo manejan como si fuera un cortijo, o cien veces menos dañino que el Estado de las Autonomías que está arruinando literalmente al país, o claramente más eficiente que un sistema fiscal medieval, donde los ricos vía SICAVS, están exentos de la mayoría de impuestos.
 
Pero no solo eso, para D. Miguel Ángel, el que tengamos una estructura del Estado delirante, escandalosamente ineficaz, con un nivel de coste insostenible, despilfarradora hasta el infinito, y con el mayor grado de corrupción de la Historia de España, no sólo no es un problema, es un punto fuerte para la salida de la crisis. Que tengamos un sistema financiero con un problema de solvencia tan brutal, que si se sometiera a un ‘stress test’ como se está haciendo en el resto del mundo, estaría quebrado en una buena parte, que dice que tendrá beneficios los próximos dos años, pero que necesita el 25% del PIB de la nación para tapar agujeros, que ha reducido drásticamente  su crédito, lo que está destruyendo el tejido productivo del país, y que como denunciaba el BCE, tiene los tipos de interés y las comisiones más altas de la eurozona, es tan irrelevante para la crisis, que ni siquiera lo menciona.
 
Pero vayamos por partes. D. Miguel Angel comenzó su andadura como gobernador, poniendo en la calle al funcionario responsable de la constitución de las reservas genéricas en la época de vacas gordas, algo que la gran banca nunca le perdonó, por considerarlas absolutamente innecesarias. Después, cuando el vicepresidente Solbes, ante el endeudamiento masivo de las familias, afirmó urbi et orbi que el endeudamiento no problema, que como las viviendas solo podían subir de precio, cuanto más se endeudaran las familias más riqueza acumulaban, D. Miguel Ángel en lugar de saltarle al cuello, asentía complacido ante el dislate. ¿A cuántos cientos de miles de familias han contribuido a arruinar con tamaña falsedad? Y ahora va y nos habla del virtuosismo de los países que entonces no se endeudaron, algo sencillamente inaceptable, porque el endeudamiento masivo solo fue posible gracias a la absoluta irresponsabilidad del sector financiero, directamente bajo su control, que se endeudó hasta las orejas a corto plazo para prestar un dinero que no era suyo a largo plazo, con garantías irrisorias, y el banco de España que tenía mil formas de haberlo cortado, no lo hizo, si no que lo fomentó.  
 
Después, en agosto 2007, se inicia la crisis financiera internacional, y ante ella Solbes y D Miguel Ángel, afirman dos cosas, “tenemos el sistema financiero más sólido del mundo” , es decir, un país donde más de la mitad del sistema está sometido al capricho político, y gestionado por paniaguados del poder, es algo solidísimo, como todo el mundo sabe, y “la crisis no  nos afecta”, es decir, que al país más endeudado del planeta una crisis financiera internacional no le afectaba, ¡realmente grandioso! Y así todas las mentiras del mundo, mentiras sobre el crecimiento, mentiras sobre la expectativas, mentiras sobre el déficit público, etc, etc. Todavía hoy, cuando el PIB se está desplomando al -10% anual, estimado a través de las afiliaciones a la S. S. y la productividad, o a través del consumo de gasóleo automoción, fuertemente correlacionado, hablan de menos de la mitad, y además engañan a la opinión hablando de tasas interanuales, que cuentan el pasado y no significan nada. Y la pregunta es: ¿A cuántas decenas de miles de empresas han contribuido a arruinar con tan irresponsable diagnóstico?, un diagnóstico que además  no variaría hasta el verano del 2008.
 
Pero sigamos con el análisis, donde lo más relevante es sin duda su pregunta inicial: “¿Qué va a ocurrir con la economía española cuando salgamos de la crisis?”. Es aquí donde D. Miguel Ángel pone el dedo en la llaga, “cuando termine la crisis no todos van a salir igual”, y en nuestro caso el escenario más probable es escalofriante: España no volverá a los crecimientos del pasado, España perderá renta frente el resto del mundo y las familias se empobrecerán en forma significativa, el valor de los pisos y de muchos activos, caerá del orden del 50%, y como ocurrió en Japón no se recuperará en largo tiempo, España mantendrá un nivel de paro estructural enorme, muy por encima de la media europea en todo un futuro previsible. Esto es a lo que apuntan hechos y tendencias, y es lo que el Gobernador afirma indirectamente, cuando descubre ahora que España crecía por  las devaluaciones, y luego por el endeudamiento masivo, y que ambas se han terminado, bueno mucho peor que eso, porque la deuda hay que devolverla lo que “reducirá nuestra tasa de crecimiento”. Nada dice, sin embargo, de otro factor esencial, las transferencias masivas de la UE, que  no solo han cambiado de signo, es que siendo el PIB de España el 6,5% de la UE, Zapatero se comprometió con la irresponsabilidad suicida que le caracteriza, a financiar el 27,5% de la ampliación, 40.000 de 150.000 millones de euros, y así, mientras los que reciben nuestra generosa ayuda crean empleo,  nosotros lo perdemos a chorros, el 95% del paro europeo lo genera nuestro país. .
 
Afirma el Gobernador: “Tenemos un sector público con un peso relativo más reducido que otros países europeos”, y además se ha producido “la descentralización del gasto público, lo que ha permitido una mayor eficiencia en la asignación del gasto”. Y eso lo considera puntos fuertes cara al futuro. ¡Sencillamente delirante! Tenemos el triple de funcionarios, semi-funcionarios y similares, que los que correspondería por nuestro tamaño como país, casi 40.000 coches oficiales con sus respectivos chóferes, de ellos 14.000 en Madrid, lo que se puede comparar con los poco más de 30.000 (excl. Policía en ambos casos) de los EEUU, o donde caciques locales como Touriño y otros muchos, tienen un coches más caros que el del presidente norteamericano, y además tenemos fragmentada España en 17 mercados separados, una losa infinitamente mayor que todas las ineficiencias del mercado de trabajo, y resulta que no solo no restan, sino que son puntos fuertes. Gastar, en fin, 180.000 millones de euros, el triple que el neto del Estado, un 78% en gasto corriente, donde más de la mitad es puro despilfarro, eso es “asignar eficientemente el gasto”.  ¿Pero es que ha perdido usted el norte D. Miguel Ángel?
 
Habla también de la “fortaleza” que nos otorgan las privatizaciones de sectores esenciales, y me quedo estupefacto, porque D. Miguel Ángel conoce mejor que nadie que las privatizaciones consistieron en sustituir monopolios públicos con precios regulados, por monopolios privados con precios libres, y así tenemos, p.e., los precios del gas, la electricidad o los productos petrolíferos, antes de impuestos, más altos de Europa, y que en línea con las reformas estructurales que propone, se da luz verde a la fusión Gas Natural/Fenosa sin condiciones relevantes, con lo que el monopolio del gas se consolida definitivamente. 
 
Luego, los inmigrantes, que contribuyeron al crecimiento dice, y es cierto, pero lo que no dice, es  que pasado un cierto punto, ya no son una ayuda si no son una grave carga. Lo que no dice es que la mano de obra de obra barata que representaban contribuyó a enriquecer a una elite empresarial hasta límites inimaginables –la mayor concentración de riqueza de la Historia de España desde la desamortización de Mendizábal en el siglo XIX- pero que reducirían también el salario real de la clase trabajadora española, tanto, que como ha demostrado el profesor Alcaide, nuestro mejor estadístico, en la época de las vacas gordas el 60% de las familias españolas perdería renta real,  peor aún, permitió a muchos empresarios basar su producción en mano de obra barata y bajo capital, lo que ha hecho que no nos hayamos adaptado en absoluto a la globalización, y sea éste un elemento esencial en nuestra pérdida de competitividad. Finalmente no dice tampoco que el flujo migratorio sigue a todo ritmo con la complicidad del Gobierno, y lo que resulta ya de juzgado de guardia, que estos insensatos, estos irresponsables que nos gobiernan aprovechando la mal llamada “ Ley de Memoria Histórica”, y porque creen que ello les favorecerá electoralmente, vayan a otorgar la nacionalidad española con todas sus ventajes sociales y sanitarias a casi un millón de personas, solo cubanos serán 150.000, ¿cómo ignora el Gobernador un hecho tan esencial, que va a afectar drástica y negativamente al mercado de trabajo y a la sostenibilidad de la Seguridad Social ya en plena bancarrota?
 
Termino. Es necesaria la reforma del mercado laboral que Ud. preconiza, nadie excepto Zapatero o Corbacho que no sabe de nada excepto de manipular las cifras del paro, puede dudarlo, pero no es ni lo más importante, ni desde luego lo más urgente. Lo mas urgente es dar marcha atrás al despilfarro autonómico y emplear ese dinero en reducir la presión fiscal a familias y empresas, es suicida mantener un día más ese despilfarro, lo más urgente es restablecer la unidad de mercado, y lo más urgente de lo urgente es restablecer las líneas de crédito, asignado los 200.000 millones de avales a garantizar los préstamos a familias y empresas, que así pasarían a la categoría de “crédito solvente” como los banqueros gustan decir, y eso es de su negociado. Pero sobre todo es de su exclusiva responsabilidad, y le pagamos precisamente para eso, iniciar la realización de stress test (1) a todas las entidades financieras de éste país, y no necesita Ud. engañar a los ciudadanos diciendo que hay que esperar a los resultados del primer o del segundo trimestre, o al día de la Virgen, puede, y debe, empezar mañana. Es de urgencia máxima, infinitamente más que la reforma laboral, saber que entidades pueden ser salvadas y cuales no, que dinero será necesario aportar por el Estado en los próximos dos años, que se va a hacer con las no salvables, y que responsabilidades se exigirán a sus gestores. No es de recibo que el regulador, sometido al capricho político, no realice su trabajo, y como consecuencia se estén asignando decenas de miles de millones de los contribuyentes totalmente a ciegas, o autorizándose fusiones sin sentido económico, cuyo único fin es mantener el poder del partido socialista unos meses más, pues  que no evitaran el desastre, pero supondrán un despilfarro enorme de recursos públicos. Alguien tendrá que responder algún día por ello. Bien está que se señale la paja en el ojo ajeno, pero no que se ignore la viga en el propio.
 
* Roberto Centeno, Catedrático de Economía de la Escuela de Minas de la UPM.
 
(1) Un “stress test” consiste en valorar los activos de una entidad financiera de acuerdo con a los precios de mercado previsibles en los próximos uno o dos años, intentando calcular cuales pueden ser las pérdidas máximas de la entidad bajo ciertas hipótesis, y con ello estimar cuanto capital necesita el banco para seguir cumpliendo sus ratios de solvencia, o para liquidarlo si es imposible de reflotar.

http://www.elconfidencial.com/cache/2009/02/16/tribuna_56_diagnostico_gobernador_ajeno.html