Una píldora de desahogo de un ciudadano corriente y moliente ante la desidia y el despilfarro institucional

20 marzo 2008

Jon Sustatxa y otros autorizados ya tienen aparcamiento en La Casilla

Solución brillante para una chusca situación. Acceso a la zona en cuestión para todos los autorizados. Arreglado el problema.

13-03-2008
Diario El Correo
Edición Vizcaya
AINHOA DE LAS HERAS
a.delasheras@diario-elcorreo.com
El Ayuntamiento autoriza ahora el paso a la zona prohibida donde aparca Sustatxa
Sostiene que la nueva señal en la trasera de La Casilla se coloca para «subsanar un error» y niega que esté relacionada con las multas al edil
Las señales gemelas de prohibido el paso ubicadas en la parte trasera del pabellón de La Casilla de Bilbao tienen desde el pasado fin de semana una placa añadida que aclara: «Excepto vehículos autorizados». El Ayuntamiento asegura que la medida no tiene nada que ver con la polémica suscitada el mes pasado a raíz de las multas impuestas al concejal de Deportes Jon Sustatxa por aparcar en zona prohibida, y asegura que la nueva señalización «subsana un error». Las señales llevan años en el lugar, pero el área de Seguridad Ciudadana sostiene que no se ajustaban a las circunstancias. Según el Consistorio, «todos aquellos que tienen que dar cobertura al polideportivo sólo podían hacerlo por la parte de atrás; no hay otra manera de hacer carga y descarga», argumenta.
Sin embargo, para otras voces, como la del Sindicato Vasco de Policía y Emergencias (SVPE), «resulta sorprendente que hayan colocado unas placas de excepción justo después de este asunto, cuando además la carga y descarga requiere unas señales específicas con un tiempo delimitado», apunta un portavoz de la central.

Tercera multa
Jon Sustatxa fue sancionado en dos ocasiones entre enero y febrero por un agente de la Policía Municipal de Bilbao por estacionamiento inadecuado en mitad de un paso que podría ser utilizado, por ejemplo, por los servicios de emergencia. En la segunda ocasión, el edil contaba con una tarjeta del área de Seguridad Ciudadana que, según su testimonio, le autorizaba a aparcar en la trasera del pabellón por motivos de trabajo. En este segundo caso, se ordenó la devolución del vehículo retirado por la grúa hasta el estacionamiento de la casa consistorial.
Por su parte, el grupo municipal del Partido Popular, que solicitó una comparecencia del concejal Eduardo Maiz para explicar el 'caso Sustatxa', denuncia que «a la Policía Municipal no se le ha especificado cuáles son los vehículos autorizados». El concejal popular Luis Hermosa recuerda que la tarjeta de autorización de aparcamiento sólo la tienen los miembros del equipo de Gobierno, y no todos los ediles, y recuerda que permite aparcar en zonas reservadas para corporativos, pero «no da derecho a todo».
La semana siguiente a que la grúa retirara el coche del concejal, el pasado 20 de enero, volvió a ser sancionado en el mismo lugar por una patrulla de Tráfico de la Policía Municipal, según desvelaron ayer fuentes policiales. La primera denuncia aún no le habría sido notificada y apenas quedan diez días para que prescriba.