Una píldora de desahogo de un ciudadano corriente y moliente ante la desidia y el despilfarro institucional

20 agosto 2007

Diputaciones. Son todo para el ciudadano, atenciones

Atención. Que el tercer Presidente de una Diputación de España que más cobra es el modesto, noble y entregado José Luis Bilbao. Ya me dijo hace tiempo alguien que esta institución es un cementerio de elefantes bien pagados. El texto que muestro a continuación no tiene desperdicio. Si no llega a ser por ellos no tendríamos (en el caso de Vizcaya) ni Supersur, ni nuevo San Mamés, ni tranvía, ni se podría desmantelar el viaducto de Sabino Arana, ni tendríamos Túneles de Archanda, ni Día sin mi Coche, ni una eficacísima, cara y flamante incineradora, ni Tren de ALta Velocidad pagada por todos y para uso exclusivo de unos pocos... y un largo etcétera.
Amén.
Yo ya ni respiro a ver si el Plan Ibarreche se aprueba. Me encantaría estar como en Cataluña. Con un nuevo estatuto, ir andando a todas partes y alumbrame con una vela...

20-08-2007
El País
F.A.
Los bien pagados
Hace unos días el flamante presidente de la Diputación de Girona, el republicano Enric Vilert, vio cómo los diputados le aprobaban un aumento de sueldo del 42%, colocando su remuneración anual en 98.000 euros. La decisión (que contó con el voto favorable de los diputados de todos los grupos) provocó un cierto revuelo. El diputado Jordi Xuclà, de Convergència i Unió, calificó el hecho poco menos que de indecente. 98.000 euros, decía Xuclà, son muchos euros, casi 9.000 más que lo que cobra la primera autoridad electa de España, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, cuyos emolumentos suman 89.303 euros, exactamente. Hasta diez presidentes de diputaciones provinciales (entre un total de 41, más los tres consejos insulares de Baleares y los siete cabildos canarios) superan ampliamente o igualan el sueldo del jefe del Ejecutivo.
Pero el sueldo de Vilert no es, ni de lejos, el más alto que tiene un presidente de diputación provincial. Girona, tras el notable aumento, se sitúa en cuarto lugar de una hipotética clasificación en la que el primer puesto corresponde al presidente de la Diputación de Barcelona, el socialista Celestino Corbacho, cuyo sueldo asciende a 144.200 euros. Una cantidad a la que hay que añadir, en este caso, los 87.000 euros como alcalde de L'Hospitalet de Llobregat, la segunda ciudad en población de Cataluña, según afirmaron fuentes del propio consistorio. Es decir, que frente a los 89.303 euros de Zapatero, Corbacho se levanta más de 230.000 euros al año.
En segundo lugar, se sitúa el presidente de la Diputación de Lleida, el republicano Jaume Gilabert, que mantiene el mismo sueldo de su antecesor, el convergente Isidre Gavin: 108.220 euros. Con Gavin salieron del organismo hasta 16 asesores, cuyos sueldos sumaban un millón de euros anuales. Sus cargos no serán repuestos.
El tercer presidente mejor remunerado es el de Vizcaya, José Luis Bilbao, con 99.540 euros. El quinto es el de Palencia, Enrique Martín (PP), que se embolsa 97.339 euros. A continuación se sitúan los dirigentes de Álava y el de Castellón, el polémico Carlos Fabra. Éste caso es relativamente anómalo, porque los otros dos presidentes de diputaciones valencianas (Alicante y Valencia) arreglaron sus sueldos para no superar las percepciones del presidente Francisco Camps. Fabra no sólo lo supera sino que, además, ha hecho constar que por ese sueldo no puede reclamársele una dedicación exclusiva, de modo que puede mantener su actividad privada como abogado en los ratos libres. Con el de Tarragona, el convergente Josep Poblet (92.000 euros anuales) se cierra la lista de quienes tienen unos ingresos brutos anuales superiores a los del presidente del Gobierno español.
La compatibilidad entre actividades públicas y privadas no es cosa exclusiva de Fabra. En la pasada legislatura la tuvo también el presidente de Ourense, José Luis Baltar.
En la otra punta de la clasificación, la zona de los peor pagados está encabezada por el presidente de la diputación sevillana, el socialista, Fernando Rodríguez Villalobos, que percibe apenas poco más de una quinta parte que su correligionario de Barcelona: 51.936 euros. En segundo lugar entre los "peor pagados" se sitúa la presidenta de la Diputación de Guadalajara, María Antonio Pérez León, con 59.336 euros, casi 600 euros menos que el presidente de Burgos, el también popular Vicente Orden Vigara. También se halla en este grupo el presidente de Zamora, Fernando Martínez, cuyo portavoz aseguró a este diario que el sueldo del presidente es "un asunto privado".

De profesión, dar consejos
Cuando el pleno de la Diputación de Girona aprobó el aumento de sueldo de su presidente dio también dio luz verde a la contratación de asesores de libre designación para cada grupo con representación. Quizás por eso obtuvo el respaldo unánime de todos los partidos. Lo cierto es que las diputaciones son, para decirlo en palabras de un diputado socialista que prefiere ocultar su nombre, "oficinas de colocación" donde encuentran acomodo funcionarios de los partidos o candidatos no electos.El mayor número de asesores declarados (las diputaciones no se distinguen por su transparencia) ha sido detectado en Almería (PSOE): hasta 52 personas están contratadas para dar consejos. En Castellón, Carlos Fabra (PP) es asesorado por 36 consejeros que perciben globalmente 1.173.000 euros anuales.En Toledo (PSOE) el número de asesores se eleva a 25, mientras que en Sevilla son uno menos, 24. A partir de ahí, el número de contratados de libre designación no llega, en ningún caso detectado, a la veintena. En Huelva hay hasta 18 consejeros contratados, en Alicante, 16; en Albacete y Cádiz 15.En el caso de la Diputación de Valencia, el nuevo presidente, Alfonso Rus, ha anunciado que vigilará estrechamente que quienes cobren del organismo trabajen para él. En la pasada legislatura había varios casos que trabajaban en otros lugares, entre otros, por ejemplo, periodistas que ejercía sus labores en el gabinete de prensa de los socialistas.

3 comentarios:

Otxarkuaguense dijo...

Que se apruebe el plan ibarretxe, al igual que se apruebe el nuevo estatut de Catalunya no tiene que ver nada para que la gente se quede a oscuras por apagones. La culpa es del estado que es el que corta el bakalao en ese sentido.

Y por cierto, aqui no puede pasar eso porque la red de iberdrola esta duplicada.

Krollian dijo...

Otxarkuaguense:
No. Si yo lo que digo es que en cuanto se apruebe el Plan se atarán los perros con longanizas y se apedrearán con huevos...
Por otra parte, me sorprende que afirmes categóricamente que la red de Iberdrola está duplicada. ¿Sólo en el barrio que se hace con el 5% de las ayudas sociales de el Gobierno Vasco? ¿O en Bilbao? ¿O en el País Vasco?
¿Iberdrola da trato preferente a algunos lugares cobrando la misma factura a todos?
Somos unos privilegiados...
AL margen de duplicaciones, durante el gobierno de Aznar se dijo que se aportaría dinero por parte del Estado a las compañías eléctricas para que modernizasen sus infraestructuras, y de paso, no subir la factura a las familias.
Me temo que eso no se ha cumplido del todo ¿verdad?
A mi ni me mantienen la factura, ahora que si me duplican la red...
Estooo, espera que voy a revisar la factura de hace 3 años. Efectivamente. Creo que no se ha mantenido, ahora pago más por el mismo consumo.
Las cuotas fijas, ya se sabe.

evaristo dijo...

Lo de siempre, la culpa es del estado, nosotros somos el ombligo del mundo...

Así nos va, con semejante "espíritu crítico", en la gente. Antes era el fútbol, ahora también, añadiendo cuarto y mitad de plan y estatut...