Una píldora de desahogo de un ciudadano corriente y moliente ante la desidia y el despilfarro institucional

23 agosto 2007

Bancos y Cajas. Comisiones a mansalva

¿Cuánto cobran realmente las entidades de “ahorro“ por tener nuestros valiosos euros en su cartera? Tal vez (o casi seguro) habrá que recurrir a la baldosa, al colchón o al calcetín.
Yo con la gloriosa BBK ya he tenido más de un entuerto. Consulten ustedes si no el enlace que se encuentra debajo de estas líneas.
Quite hasta la tarjeta Cajacard. El mantenimiento son en su libreta ahorro 6 euros. Eso si. Si no tienes tarjeta olvídate de gestionar tus dineros por la red de redes.

5-10-2006 BBK. Sin comisión de apertura

23-8-2007

Cinco Días
A. PERONA
45 entidades pueden cobrar ya por recibir una transferencia
Un total de 45 entidades financieras españolas ya han recibido la autorización del Banco de España para cobrar a sus clientes por recibir una transferencia. Se trata de 36 cajas rurales, 8 cajas de ahorros y un banco, BBVA. Aun así, la mayoría afirma que no tiene intención, de momento, de aplicar esta nueva comisión.
Las entidades financieras están revisando las actuales tarifas que aplican por la prestación de servicios a sus clientes ante la próxima llegada de la zona única de pagos en el área del euro (SEPA, en sus siglas en inglés). Uno de los primeros cambios en este proceso ha sido la instauración de una nueva comisión: la que se aplicará a los receptores de una transferencia.
Los bancos y cajas españoles cargaban, hasta ahora, el coste de este tipo de operaciones sólo al emisor del envío de dinero. Pero desde el pasado mes de octubre se puede elegir entre seguir utilizando este sistema o implantar el conocido como share. En este último, el coste se reparte entre la persona que realiza la transferencia y quien recibe los fondos.
De momento, un total de 45 entidades han incorporado esta nueva tarifa a los folletos oficiales que publica el Banco de España. La labor del supervisor se limita en este sentido a verificar en cada caso que los precios solicitados se adaptan a los parámetros establecidos, pero no tiene potestad para fijar un tope máximo o mínimo a las comisiones.
Entre las primeras entidades en dar el paso figuran 36 de las 73 cajas rurales. Entre estas entidades figuran las dos cooperativas de campo más grandes del país: Cajamar y Ruralcaja.
También han incorporado esta tarifa 8 cajas de ahorros (las vascas BBK, Kutxa y Vital, Caja Rioja, Caja Duero, Cajasur, Caja Granada y Caixa Laietana) y un banco, BBVA.
Fuentes del segundo banco español aseguran, al igual que la mayoría de las entidades, que de momento no tienen previsto que esta tasa entre en vigor. De hecho, esta decisión sería contraria a la política mantenida en los últimos años. BBVA ha sido uno de los principales artífices de la tarifa plana, una práctica que se ha extendido en España y que consiste en ofrecer un paquete de servicios, entre los que se incluyen las transferencias, a cambio de un precio fijo mensual.
La Kutxa tampoco tiene intención de cobrar por ahora por recibir dinero en la cuenta corriente.
Otras entidades, como Santander, Bancaja y la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), cuya estrategia comercial está basada en fidelizar a sus mejores clientes con el gancho de no cargar comisiones por los servicios básicos. No contemplan la puesta en marcha de esta nueva tarifa. Las dos mayores cajas, La Caixa y Caja Madrid, tampoco han pedido autorización al Banco de España. Fuentes del sector afirman, sin embargo, que todo dependerá de lo que dicte la competencia. Si se generaliza el uso de esta comisión, el resto de las entidades optará por implantarla.

Restricciones del Banco de España
El Banco de España impuso en su día una serie de restricciones a las entidades financieras sobre la puesta en marcha de esta nueva comisión con el propósito de que el consumidor no saliera perjudicado en exceso. Uno de los requisitos es que este cargo no podrá aplicarse, por ejemplo, en el pago de nóminas o pensiones, así como en la devolución de impuestos y desembolsos similares. El supervisor también ha exigido al sector que el cargo no supere a la que actualmente se cobra al ordenante de una transferencia. Por último, pidió a los bancos y cajas que optaran por la alternativa de repartir los gastos entre emisor y receptor de un envío de dinero que establecieran un límite máximo a su cuantía para impedir 'un coste desproporcionado' respecto al servicio prestado. Esto es especialmente importante en los casos donde la tarifa cobrada es un porcentaje sobre el importe de la transferencia. Además, el Banco de España recuerda que las tasas que aparecen en sus folletos se refieren a los precios máximos, por lo que los clientes siempre tienen la oportunidad de negociar individualmente con su entidad.

3 comentarios:

evaristo dijo...

Aquí casi todo el mundo roba, menos tú y yo, macho, o cualquier currito, que si se equivoca en 50 euros en la declaración de la renta ya tiene a la ertzaintza listo para llevarlo a la cárcel, casi casi...
Ah, y no te quedes en la indigencia porque te vengan mal dadas y robes una gallina para comer...

Aquí me gustaría ver al aparatero ese de IU que escribe por aquí , de nick Alfonso no me acuerdo qué ordinal...Y que se llamen a sí mismos "progresistas", lo mismo ellos que el pánfilo que tiene el sillón de la Moncloa...con decir compañeros y compañeras del metal, ya han cumplido.

alfonso vi dijo...

oh, ah, oooh!!!
exclamo sorprendido, apabullado, extasiado, alucinado. lo mismo que la velocidad con el tocino, el amigo evaristo, con esta entrada me ha relacionado.
estoy en sus plegarias, en sus rezos, en sus oraciones...
ah, oh, oooooh!!!
(no sabía que además de ser aparatero de iu era consejero delegado de la caixa y accionista mayoritario en el bbva... voy a mirar mi cartera de acciones, no sé donde la puse, gracias dilecto y sapientísimo escribiente, juas juas juas)

evaristo dijo...

No, majete...de tí yo sólo he dicho lo de aparatero, de lo demás te has dado por aludido tú solito.

Sigue creyendo en los Reyes Magos y en el Ratoncito Pérez, como alguien te vino a decir por ahí. Que yo no quiero nada malo para tí, sino que sigas siendo feliz.