Una píldora de desahogo de un ciudadano corriente y moliente ante la desidia y el despilfarro institucional

17 mayo 2012

Cita. Iñaki Azkuna. Ponen una persiana y allí comen, duermen y procrean


Extracto de El Correo con fecha de 17 de mayo de 2012:

En medio de los aplausos de la mayoría de comensales, entre los que figuraban el lehendakari, Patxi López, y el diputado general de Bizkaia, José Luis Bilbao, Azkuna aseguró que los dueños de estas tiendas «ponen una persiana y allí comen, duermen y procrean. No sé dónde se mueren, pero van a competir con nosotros de una forma tremenda. Así que o espabilamos o tendremos cada vez más chinos en Bilbao»

«Si pasean por el Casco Viejo, verán que algunas tiendas cierran, pero no por la crisis, sino porque los hijos prefieren ser dentistas y abogados y cerrar la barraca el viernes a la seis de la tarde, porque, claro, la tienda hay que abrirla los sábados. Ése es el grave problema de la empresa familiar, pero no se preocupen porque esto lo van a arreglar los chinos», zanjó Azkuna, quien recordó que su madre, que también fue tendera, «trabajaba de sol a sol».

La verdad, esto nos recuerda cuando José Luis Bilbao señala que trabajaba a las 6 de la madrugada descargando camiones en Mercabilbao.

Que el Ilustrísimo ya sabemos que no compra en los chinos. Ojo. O eso cree él, porque cuando compra en Opencor en los escasos huecos que le quedan en su incansable labor como munícipe principal, tal vez lo que esté comprando se haya fabricado en china.

Vamos a ver. Que el Emma Maersk y otros grandes portacontenedores llevan millones de productos chinos a occidente. Y nosotros les devolvemos a cambio de papanoeles horribles de adorno, un montón de hierro oxidado, electrodomésticos destrozados y basura.

Sin ir más lejos, echemos un vistazo a lo que a la industria del zapato le pasó en Elche en este documental:


Y ya que estamos ¿A quién amenazan los chinos para que vayas a comprar a sus establecimientos?

La globalización es lo que tiene. Que nos gusta mucho cuando podemos comprar barato. Pero si nos exportan la precarización, entonces ya no nos convence ¿verdad?

Mientras tanto nos subimos los sueldos o nos los congelamos, porque ya no nos cabe más dinero en el bolsillo, y suprimimos autobuses...

¿Dónde van a construir el Guggenheim 2? ¿Encima de la genial y rentabilísima e imprescindible Supersur? ¿O del nuevo San Mamés?

Meanwhile, los barrios altos abandonaditos...