Una píldora de desahogo de un ciudadano corriente y moliente ante la desidia y el despilfarro institucional

11 abril 2012

Simiocracia. Viene después de Españistán

Aleix Saló vuelve a poner el dedo en esa llaga que se encuentra en la piel de toro.